¡Hay lío y de los gordos! Sergio Ramos le manda un mensaje a Messi

La guerra vuelve a estar servida

El Madrid se habría situado en cabeza, con dos puntos de ventaja sobre el Barcelona, con una victoria el sábado, pero no pudo aprovechar sus oportunidades en un tenue encuentro en el Santiago Bernabéu.

Joel Robles, del Betis, realizó algunas buenas paradas en los últimos instantes, tras haberle negado a Ramos un primer gol justo antes del descanso, mientras que Ferland Mendy también dejó pasar una magnífica oportunidad de desbloquear el marcador, ya que el Madrid se vio obligado a empatar a 0-0 por primera vez a manos de Zinédine Zidane.

El capitán Ramos insistió en que los Blancos hicieron todo lo que pudieron para conseguir una ventaja, pero se desentendieron de la sugerencia de que los tres grandes de la Liga, el Madrid, el Barça y el Atlético de Madrid, están empezando a flaquear, a pesar de que los tres equipos no lograron ganar el sábado.

Pero como buen capitán quiso quitarle hierro al asunto aunque la cosa no era para hacerlo, aseguró que no pasaba nada que esto es fútbol y va así, ni ellos contaban con la derrota de un confiado Barcelona, y verbalizó las palabras que otros no se atrevieron a decir, que sea con quien sea que se esté jugando tiene peligro en este deporte, algo que los azulgrana olvidaron, recadito para Messi. También afirmó que juegan en la mejor liga del mundo, que se sienten afortunados de poder hacerlo y que lo hacen lo mejor que pueden. Pero no, esto no es suficiente. Aunque como consuelo les queda que para el Barça tampoco lo ha sido.

Ayer tenían la oportunidad de con convertirse en líderes, con los demás resultados, pero no pudo ser. Ramos aseguró que lucharon por el resultado desde el primer minuto, pero no pudieron marcar. También hubo palabras para la defensa que aseguró que en esta ocasión estaba bien, y al César lo que es del César, el Betis es un equipo bueno al que le gusta salir a ganar y ayer lo intentó con todas sus fuerzas, no era un rival pequeño. Al final los merengues se fueron a casa con una sensación agridulce de  conseguir un solo punto,perder la oportunidad de ir primero y tomar la delantera.