¡Hay lío! Lo último que enfrenta a Zidane y Florentino Pérez

Los fichajes que quiere el directivo no convencen al francés

El entrenador Arsène Wenger insiste en que Eden Hazard no va a ser quien sustituirá a Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. El internacional belga firmaba en verano su tan esperado fichaje, por 130 millones, pero hasta ahora no ha brillado en su nuevo club.

El jugador de 28 años anotó su primer gol con el gigante de la Liga en la victoria por 4-2 sobre el Granada el fin de semana, en su sexto partido con los Blancos. Pero el extremo tarda más en deslumbrar a los aficionados del Bernabéu de lo que muchos habían previsto.

Y el ex entrenador del Arsenal, Wenger, ha querido pronunciarse al respecto de las acusaciones que le han hecho al jugador “Es injusto que los aficionados juzguen a Hazard como sustituto de Cristiano Ronaldo”, sentenció.

El internacional portugués dejó el Real Madrid como su máximo goleador de todos los tiempos el pasado verano para fichar por el Juventus. Los 451 goles del cinco veces ganador del Balón de Oro en todas las competiciones ayudaron al club a ganar dos títulos de Liga y cuatro trofeos de la Liga de Campeones.

No va a marcar 50 goles al año porque así es como se juega al fútbol. Eden Hazard es un jugador excepcional para crear ocasiones de terminar a veces cuando necesita hacerlo en partidos importantes. En total, el delantero ha marcado 110 goles en 352 partidos diferentes en las competiciones en las que ha disputado partidos.

Por el momento se sabe que Zidane ha recriminado la forma de fichar de su directivo, puesto que Florentino no ha traído ninguno de los fichajes que el entrenador le ha pedido, y su gran fichaje estrella, Eden Hazard, por el momento no resulta, y necesitan un sustituto de Cristiano Ronaldo, todos esperaban eso de Hazard, y quien sabe todavía puede serlo o quizás incluso terminemos por ver el regreso del portugués. Aunque esto no es del agrado del técnico galo, nunca ha escondido su poca simpatía por el jugador, lo que va a traería nuevos problemas entre ambos.

Lo único que está claro es que el Real Madrid necesito más que nunca nuevas incorporaciones, y por si Zidane no se había dado cuenta ya se lo ha recordado su colega de profesión, Wenger.