¡Lo ha vuelto a hacer! Florentino Pérez ya tiene nuevo a la vista

Con lo que ha pasado va a haber lío y de los gordos

El Barcelona se impuso por 5-2 a un Valencia bastante tibio para conseguir su segunda victoria de la temporada, y acumuló más miseria en un equipo en apuros en medio de una crisis de gestión. Un Barça sin Lionel Messi no parecía que le faltara, con dos goles en los primeros 10 minutos, lo que supuso un duro golpe para el Valencia.

Ansu Fati, de 16 años de edad,volvió a ser la estrella indiscutible, marcó a balón parado el primer gol de un centro de Frenkie de Jong, y cuatro minutos más tarde el muchacho devolvió el favor al holandés con una brillante asistencia. Una asistencia que ha batido records en un jugador tan joven, nada más ni nada menos que 7 minutos, en los que la aficción del Barça revivió los mejores tiempos del club culé

El Valencia respondió poco después, con Kevin Gameiro metiendo la pata después de un chequeo VAR. Sin embargo, Gerard Piqué restauró la ventaja de dos goles del Barça en la segunda mitad, después de que el ex guardameta del Barcelona Jasper Cillessen despejara el disparo de Antoine Griezmann.

Ansu Fati estuvo gigante y quien no lo haya visto es porque está ciego. Sus momentos de juego son ya los más esperados, en un Barcelona que se resigna a ver la pronta marcha de Messi, pero que ve que la plantilla está más motivada que nunca y que los rumores no le están afectando para nada.

En las últimas horas del partido, el suplente Maxi Gómez logró marcar su primer gol con el club y, aunque sólo fue un consuelo, puede dar al delantero algo de confianza a la hora de disputar un par de partidos cruciales para el Valencia.

Sin Messi, el Barça ha demostrado en semanas de juego consecutivas que puede arreglárselas sin él en estos partidos, mientras que el Valencia tiene que reflexionar mucho sobre como está llevando la plantilla y sobre sus tácticas de juego que ayer claramente fallaron estrepitosamente.