Luis Suárez lo sabe. El jugador tiene la respuesta a la gran pregunta

Cuando se sepa no va a gustar nada de nada

Los seguidores del Barcelona en los medios de comunicación social todavía no están convencidos de que no exista una ruptura entre Lionel Messi y Antoine Griezmann. Tras el decepcionante empate a 0-0 del pasado martes contra el Slavia de Praga en el Campamento de Nou, los aficionados han deliberado y adoptado una postura firme sobre una teoría de conspiración derivada de un incidente en el choque de la noche.

A pesar de la solidez de la defensa del Slavia de Praga, el Barça dispuso de muchas ocasiones de gol, pero no pudo aprovecharlas. Entre el lote, uno que ha despertado un interés peculiar fue una de las ocasiones creadas por Lionel Messi de una forma impresionante y muy brillante, muy típica del astro argentino.

El delantero recibió un pase de Arturo Vidal en la línea de mitad de cancha y corrió con él hasta el borde del área penal del adversario tras batir a su marcador con una finta corporal. El delantero del Barça logró vencer a otro defensa, pero sólo pudo sacudir el travesaño con su disparo, que fue desviado a un Antoine Griezmann sin marcar.


Desde entonces, han surgido todo tipo de teorías conspiratorias, de hecho hasta hoy mismo se había dicho que Messi hizo caso omiso del francés porque no se llevan bien, pero realmente hay una razón. Ya se sabe que la estrella futbolística es muy amigo de Luís Suárez se les ha podido ver juntos en el campo y fuera de él, y el uruguayo no simpatiza con el francés, nunca se ha visto mucho roce por su parte, y ante la idea de que Suárez se vaya y Griezmann cubra ese puesto mientras buscan un reemplazo, que previsiblemente será el de Fabián Ruiz. El argentino se habría negado en rotundo a que esto sea una posibilidad, así que ha querido deslucir a propósito al jugador galo y parece o más bien está muy claro que Suárez sabe de las intenciones de su colega, o incluso las podría estar alentando en pro de conservar su silla en el vestuario