Messi lo quiere y lo pide, Valverde tiembla

El astro argentino hecha más leña al fuego todavía

El Barç ya ha perdido tres partidos en La Liga esta temporada, la misma cantidad que perdieron durante toda la temporada pasada, lo que demuestra lo pobres que están siendo esta vez. Todos buscan culpables y Valverde es despreciado por muchos aficionados del Barça, sobre todo por su extraña política de selección, que incluye el fichaje veraniego de Antoine Griezmann, de 107 millones, para ponerle a jugar por la izquierda, en lugar de su posición natural en el centro.

Un cambio en el banquillo parece una necesidad para el vigente campeón de España, y se dan muchos nombres entre ellos ha saltado a la palestra el del actual entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, como próximo entrenador del Camp Nou.

Valverde necesita salir de Barcelona para que el club recupere su identidad. Puede que los españoles estén en la cima de la Liga y de su grupo de clasificación para la Liga de Campeones en estos momentos, pero los resultados sobre el terreno de juego no son lo suficientemente buenos y carecen de su habitual ventaja, como lo demuestra el empate del martes contra la modesta Estrella Roja de Belgrado, de Europa.

El ex jugador de 55 años sigue desperdiciando el talento de Antoine Griezmann al jugar fuera de la cancha, aunque está claro que su rendimiento es mucho mejor por el medio, anotando y ayudando dos veces cuando se confiaba en que liderará la línea a principios de esta temporada

En cuanto a Gallardo, está claro que ha salido de la buena situación tras haber guiado a River Plate a una segunda final consecutiva de la Copa Libertadores a principios de este año y que, según se informa, es muy apreciado por el talismán del club, Lionel Messi, lo que hace que su fichaje por Cataluña parezca muy viable.