El selfie de Kim Kardashian con un tanga diminuto: “¡Dios, cómo marca!”

La americana vuelve a sorprender

Kim Kardashian es la jefa. La estrella del clan Kardashian estrenaba maternidad este fin de semana.

Kim ha vuelto a ser madre, esta vez mediante un vientre de alquiler, de un nuevo bebé del que aún se desconoce el nombre.

Uno de los motivos, si no el principal, por el que Kardashian ha preferido no asumir el embrazo es económico.

El imperio de Kim ha girado y gira en torno a su voluptuosa figura. Kardashian saltó al estrellato en Américas por muchas cosas, pero ha habido una que es la que la catapultó de forma definitiva: su trasero.

La diva se ha dejado miles de euros en el cirujano para aumentar el tamaño de sus glúteos hasta llegar a una talla XL que la ha convertido en icono.

Un cuerpo que, advierten, no soportaría cambios de peso brusco que conlleva un embarazo.

Por todo Kim prefirió ahorrarse el problema y ‘pagar’ para ser madre y, de paso, poder seguir luciendo tipazo como quien nada.

Buena prueba de ellos es uno de los últimos selfies de Kardashian, de rodillas, con un mini tanga y un top ajustado, que ha hecho las delicias de sus fans.

Y es que Kardashian es, de todos los miembros del clan, quien sigue sacando mayor partido a sus fotografías picantes en la red.

En este sentido, se calcula que cualquier foto de Kim vinculada a una marca ya se de manera directa o indirecta reporta recibe entre 300.000 y 500.000 dólares.

Cantidades de auténtica locura que las marcas abonan sin pestañear y que se ha convertido en una parte esencial de los abultados ingresos de Kim para deleite de unos followers que aplauden el lado más atrevido de Kardashian con miles de likes y comentarios: “Brutal, bestia y Diosa”, “Eres la más grande”, “Insuperable”, “Como tú no hay nadie”, “Aprender de la diva”, “Dios, cómo marca!”, “Kim number one”, “I love you mi niña” y etc.