Polémico episodio en la final del Federal A

Los futbolistas de San Jorge de Tucumán decidieron sentarse en pleno partido a modo de protesta por el arbitraje de Adrián Franklin, que debió suspender el encuentro que ganaba Alvarado 1-0.

El ascenso argentino se encuentra expuesto a la atención del mundo del fútbol luego de un insólito episodio. En la final de vuelta del Federal A, los jugadores de San Jorge de Tucumán, que caían 1-0 ante Alvarado de Mar del Plata, decidieron sentarse durante el desarrollo del segundo tiempo a modo de protesta por el polémico arbitraje de Adrián Franklin.

El suceso se produjo en el José María Minella a los cuatro minutos del complemento cuando el arquero visitante, Nicolás Carrizo, tenía que ejecutar un saque de puerta. El reclamo se debía a las dos expulsiones que sufrió San Jorge en la etapa inicial. A los 24’, el juez le mostró la segunda tarjeta amarilla a David Valdez tras chocar a Rodrigo Depetris en un contragolpe del equipo local.

Luego de que Emiliano López abriera el marcador en el primero de los cuatro minutos adicionados por Franklin, Maximiliano Guardia vio la roja por protestar con vehemencia un off side del autor del gol tras el rebote otorgado por Carrizo. Sin embargo, el delantero convirtió en posición legítima.

1

La entidad tucumana se marchó hacia el descanso en desventaja en el resultado, con dos expulsados y cinco amonestados (Álvaro Pavón, Rolando Serrano, César More, Nicolás Carrizo y Ricardo Tapia). Ante la postura adoptada por los visitantes, el árbitro no tuvo otra alternativa más que suspender el encuentro.

Gastón Sáez, presidente de San Jorge, manifestó que los futbolistas tomaron la decisión de no continuar disputando el duelo en el entretiempo, pero salieron al terreno de juego en el complemento para adoptar una medida de protesta.

2

El máximo mandatario de la institución del norte de Argentina, quien también confesó que fueron advertidos de que serían perjudicados en el arbitraje, expresó en Télam que podrían abandonar las competiciones nacionales a partir de la próxima temporada: “No tiene sentido seguir. Era obvio que Alvarado tenía que ascender y aunque hubiésemos empatado, el árbitro se iba a encargar de hacer todo lo necesario para que ganara el local”.

Alvarado festejó el ascenso a la Primera B Nacional luego de que sus rivales abandonaron la cancha, pero deberá aguardar por el fallo del Consejo Federal de la Asociación del Fútbol Argentino.