Neymar podrá llegar al Barcelona en 2020 con un precio fijado por la FIFA

A mediados del próximo año, el brasileño será amparado por el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, que le permite a un futbolista abandonar un club abonando una indemnización.

La novela de Neymar en el mercado de pases atrajo los principales reflectores y la atención de los medios internacionales. Luego de una extensa negociación, y cuando su vuelta al Barcelona parecía inminente tras comunicarle a los directivos su decisión de emigrar a Cataluña, las instituciones no lograron un acuerdo. Como consecuencia del cierre del TMS en las principales ligas de Europa, continuará, como mínimo, un año más en el Paris Saint Germain.

El delantero arribó en las últimas horas a Miami para sumarse a la delegación de la selección de Brasil, con la que haría su reaparición en los terrenos de juegos el próximo viernes en un amistoso internacional frente a Colombia (a las 21.30 de la Argentina). Mientras ultima detalles para su regreso a la actividad profesional, el futbolista y su entorno ya piensan en una hipotética salida de Francia en 2020.

La particularidad radica en que la FIFA podrá fijar el precio del traspaso del extremo. Esto se debe a que el oriundo de Mogi das Cruzes cumplirá al culminar con la actual temporada con el período establecido para ser amparado por el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA, que requiere tres años o tres campañas completas con un mismo equipo.

1

Una vez que un jugador que no posee cláusula de rescisión cumple con ese plazo, y si nunca renovó el contrato que firmó cuando fue contratado, el organismo que rige el fútbol internacional le permite abandonar el club en el que se desempeña abonando una indemnización.

En el caso del astro de la Verdeamarela, que fichó por el PSG a mediados de 2017 y no tiene una opción de salida en el vínculo, el importe que debería pagar sería de 170 millones de euros. El valor es calculado por el dinero que implicó la transferencia y una amortización del costo del mismo.

Ney y su padre, quien oficia como representante, son conscientes del recurso legal que facilitaría el traspaso al Barcelona, que dentro de un año contará con los recursos financieros de los que carece en la actualidad tras las incorporaciones que realizó, en especial, la de Antoine Griezmann.