La Selección Argentina goleó a México con un triplete de Lautaro Martínez

El elenco de Lionel Scaloni venció con autoridad por 4-0 a los dirigidos por Gerardo Martino, que perdió su invicto, con un hat trick del delantero del Inter y un gol de penal de Leandro Paredes.

El estadio Alamodome de San Antonio fue el escenario de una noche soñada para Lautaro Martínez. Con tres goles del delantero, la Selección Argentina derrotó por 4-0 a México en el último amistoso de la gira por los Estados Unidos y culminó con el invicto de 11 partidos que mantenía Gerardo Martino en el combinado centroamericano.

En los compases iniciales del partido, el Tricolor exhibió una de las cualidades que caracteriza a la filosofía de juego que pregona el Tata: comenzaba todas las acciones desde el fondo, mediante la vía terrestre, lo cual le permitía avanzar de manera progresiva en el terreno.

Lionel Scaloni, por su parte, diseñó un sistema táctico flexible en el que Alexis Mac Allister y Marcos Acuña se desempeñaban como extremos en funciones ofensivas, formando un 4-3-3, y se encargaban de retroceder con los laterales rivales, Miguel Layún y Jesús Gallardo, en las labores defensivas, mutando a un esquema 4-5-1. Mientras que, Rodrigo De Paul y Exequiel Palacios, se desplazaban con libertad por los callejones centrales de la cancha.

1

La Albiceleste optó por replegarse en su campo, a instancias del área de Esteban Andrada, quien en el primer tiempo sólo debió intervenir para desactivar unos centros, con la intención de no conceder resquicios. La estrategia implicaba colmar la paciencia del combinado azteca, aguardando a que la pasiva posesión del elenco de Martino le permitiera recuperar la pelota para efectuar contragolpes con una extensa gama de espacios.

El plan empezó a brindar frutos a los 16 minutos. Martínez, la figura del encuentro, dio el puntapié para una noche de ensueño en su carrera. Un mal pase de Néstor Araujo cayó en los pies de Leandro Paredes, que profundizó para el delantero, quien realizó una serie de amagos ante el propio Araujo, Carlos Salcedo y Edson Álvarez, y venció la resistencia de Guillermo Ochoa con un remate raso de zurda (1-0).

Un nuevo ataque directo, a los 22’, propició la segunda conquista de Argentina y del jugador del Inter. Desde una contra que protagonizó Martínez, un rebote propició que el balón arribara a los pies de Palacios, quien aplicó una pausa y filtró una asistencia entre tres hombres que conllevó la diagonal del Toro, desde la derecha hacia la izquierda del área, y estableció el 2-0 con otro disparo con el pie izquierdo.

2

Mientras un incrédulo México asimilaba los golpes recibidos, el árbitro Héctor Said Martínez cobró un penal a favor de la Selección. Luego de un centro al segundo palo, Lautaro se exigió y, con un movimiento en el aire, lanzó la pelota hacia el medio, pero impactó en el brazo derecho de Salcedo y el juez no titubeó a la hora de sancionar. A los 33’, Paredes intercambió la ejecución por gol con un potente tiro cruzado que Ochoa logró desviar, pero no fue suficiente para impedir la tercera caída de su valla (3-0).

El equipo nacional dio otra prueba de efectividad y, en su cuarta ocasión de peligro, extendió la diferencia en el resultado. A los 38’, se produjo la enésima intercepción en el mediocampo, en este caso de Palacios y habilitó a Martínez, quien desairó a Araujo, fue favorecido por un rebote en el camino y, tras ingresar al área, decretó de derecha el 4-0 y su hat trick.

En el complemento, sin el goleador de la jornada que fue reemplazado por Paulo Dybala, la Albiceleste le sumó a la metodología de la etapa inicial una presión elevada circunstancial que, siempre que la ejerció, derivó en una pérdida de México en una zona comprometedora. Cuando no la aplicaba, volvía a compactar las líneas con la premisa de mantener el orden.

3

El cómodo marcador formó un contexto favorable para el debut de dos juveniles que integraron, sorpresivamente, la convocatoria: el defensor del Borussia Dortmund, Leonardo Balerdi, y el delantero de San Lorenzo, Adolfo Gaich, sustituyeron a Lucas Martínez Quarta y De Paul, respectivamente.

Argentina conservó la ventaja con solvencia, desperdiciando una aproximación al arco de Ochoa con un remate lejano de De Paul, ante la inerte reacción de México, que no creó ninguna situación de peligro a lo largo del desarrollo. La categórica victoria le permitirá a Scaloni obtener conclusiones positivas de la gira por los Estados Unidos. Los próximos compromisos serán en octubre ante Alemania (9/10) y otro duelo por confirmar.

Formaciones:

Argentina: Esteban Andrada; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta (ST 38’ Leonardo Balerdi), Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Leandro Paredes; Alexis Mac Allister (ST 20’ Roberto Pereyra), Rodrigo De Paul (ST 42’ Adolfo Gaich), Exequiel Palacios (ST 8’ Nicolás Domínguez), Marcos Acuña (ST 32’ Manuel Lanzini); Lautaro Martínez (ST Paulo Dybala). Entrenador: Lionel Scaloni.

México: Guillermo Ochoa; Miguel Layún, Carlos Salcedo, Néstor Araujo, Jesús Gallardo; Héctor Herrera (ST 17’ Carlos Rodríguez), Edson Álvarez, Jonathan dos Santos; Jesús Corona (ST 17’ Marco Fabián), Raúl Jiménez e Hirving Lozano. Entrenador: Gerardo Martino.

Goles: PT 16’, 22’ y 38’ Lautaro Martínez (ARG) y 33’ Leandro Paredes -de penal- (ARG).

Amonestados: PT 10’ Edson Álvarez (MEX), 37’ Héctor Herrera (MEX) y 44’ Marcos Rojo (ARG). ST 18’ Marcos Acuña (ARG), 25’ Rodrigo De Paul (ARG), 26’ Hirving Lozano (MEX), 33’ Leandro Paredes (ARG) y 38' Carlos Salcedo (MEX).

Árbitro: Héctor Said Martínez (Honduras).

Estadio: Alamodome (San Antonio, Texas).