Una bomba estalla en la Premier League y Florentino tiene la culpa

Ninguno de los clubes está conforme y traerá problemas

En fútbol nada está escrito y lo que hoy no es mañana puede ser. Por eso al final resulta podría haber sido un acto de locura para el Chelsea vender Eden Hazard este verano y no poder reemplazarlo debido a la prohibición de transferencia de la FIFA, pero en aquel momento era muy golosa la oferta que había en la mesa.

Después de todo, Hazard había sido la principal fuente de inspiración del club durante las siete temporadas anteriores, al marcar 110 goles y ayudar a ganar dos títulos de la Premier League en 2015 y 2017. Incluso la temporada pasada, cuando el Chelsea tropezó, el creador de juego belga fue el responsable de crear o marcar casi la mitad de sus goles.

Pero aunque el Chelsea no pudo entrar en el mercado de fichajes para sustituir a Hazard después de su marcha al Real Madrid, se mantuvieron tranquilos, reconfortados por el conocimiento que ya tenían de Christian Pulisic en Stamford Bridge.

El pasado mes de enero firmaron con el internacional estadounidense Pulisic, del Borussia Dortmund, por lo que a primera vista parecía ser un precio exorbitante de 58 millones, antes de permitirle quedarse en Alemania durante el resto de la temporada.

El Chelsea se preparaba astutamente para el futuro, aunque su entrenador, Maurizio Sarri, no sabía nada de su inminente llegada. Pero, en última instancia, su sucesor, Frank Lampard, tendrá que enfrentarse al estadounidense esta temporada e intentar sacar lo mejor de él. Sin embargo, para empezar, Lampard no parecía convencido de que Pulisic tuviera la capacidad de tener un impacto inmediato en la Premier League.  

Y al final nadie está contento. Hazard no se desempeña como pensaba Florentino, quien pagó un precio desorbitado por el jugador, semejante al de Bale, y de momento ni despunta ni brilla como se esperaba. El supuesto y gran sucesor de Hazard no es tal, por eso quizás el Chelsea estaría intentando recuperar a su jugador, ya que Florentino no parece contento con su compra. De momento toca esperar a ver como avanza la situación