¡A por todas! Bartomeu tiene un nuevo objetivo y no parará hasta lograrlo

Esta vez nadie se le va a adelantar al directivo

Hay veces que las jugadas no salen bien, y eso es precisamente lo que le pasó al Barça hace unos añitos cuando trató de incorporar a sus filas al brasileño William Borges Da Silva. La estrella del Chelsea ha admitido que estuvo a punto de dejar el club en 2018 después de que el Barcelona le hiciera ofertas. El extremo del Blues lleva siete años formando parte del Stamford Bridge, tras su cambio de 30 millones de Anzhi Makhachkala.

Ha trabajado bajo la dirección de José Mourinho, Antonio Conte y Maurizio Sarri. Y el jugador de 31 años sigue desempeñando un papel clave bajo la dirección de Frank Lampard, pero no fue hasta el año pasado cuando estuvo a punto de marcharse al Barcelona.

Él mismo lo ha admitido en declaraciones recientes, ya se sabía que el Barcelona estaba detrás del jugador, pero lo que no estaba confirmado era que incluso todavía el año pasado el Chelsea había recibido una nueva oferta para que vistiera la camiseta azulgrana, como en ocasiones pasadas el equipo inglés volvió a rechazar el ofrecimiento de Bartomeu. Pero la posibilidad estuvo rondando en la cabeza del jugador, que incluso lo llegó a comentar con su familia, pero bueno parece estar muy contento en Londres la verdad.

El internacional brasileño verá expirar su contrato a finales de año, pero los planes de renovación se han topado con un bache bastante gordo, él quiere una renovación completa como mínimo unos tres años, y el club solo quiere hacerlo por un año más. Por ahí quizás y solo quizás se vuelvan a abrir las oportunidades del Barcelona, que se sabe que estaría dispuesto a aceptar las condiciones que pide el jugador. La eterna pregunta es si el Chelsea le dejará o no marchar, pero teniendo en cuenta sus intereses, el acuerdo podría no estar tan lejos esta vez.