Traiciona a Florentino Pérez, y se va a la Premier

El directivo no se lo puede creer todavía

Muchas cosas se han dicho sobre los fichajes que quiere y quiso hacer el Manchester United, se habló de que Ed Woodward quería que se consiguiera a Marco Verratti y Raphael Varane, pero el seleccionador en aquel momento José Mourinho no terminó por convencerle la idea, y ya se sabe que si no le convencía a él poco más había que hablar.

Woodward solía estar muy involucrado en la estrategia de reclutamiento de los Diablos Rojos. Veratti llegó a ser llamado el centrocampista de los sueños del París Saint-Germain y en cuanto a Varane, el defensa sería un objetivo para el Real Madrid.

Todos creyeron que el dúo ayudaría a reconstruir la columna vertebral del United antes de la temporada 2018/19, a pesar de que cada uno de ellos habría costado alrededor de 100 millones d, se habló con Mourinho sobre la perspectiva de firmar el dúo. Pero el técnico portugués  ni siquiera tuvo en cuenta la idea debido a lo difícil que hubiera sido conseguir a ninguno de los dos jugadores. En lugar de intentarlo, y probablemente fracasar, Mourinho se fijó en el centrocampista brasileño Fred, del Shakhtar Donetsk, a quien le costó 52 millones 

Los ingleses se perdieron la contratación de un central ese verano, a pesar de estar vinculados con todos, desde Kalidou Koulibaly hasta Toby Alderweireld. Mourinho fue despedido a mediados de esa temporada y sustituido por Ole Gunnar Solskjaer, a quien inicialmente se le dio el puesto de forma temporal.  Después de un comienzo impresionante en Old Trafford, especialmente en Europa, Solskjaer recibió el puesto de forma permanente.

Pero en la vida todo da demasiadas vueltas, y los errores de Mou aunque le costaron caro, podrían traerle de nuevo de vuelta, al fin y al cabo las cosas no han salido exactamente como estaba previsto para el noruego o el United esta temporada, con los Diablos Rojos a sólo cinco puntos de los puestos de descenso tras 11 partidos disputados. Gunnar tiene más cerca la puerta de salida que la de entrada y eso lo sabe todo el mundo, pero especialmente lo sabe su anterior entrenador, que dejó muchos corazones rotos con su marcha. Al preparador cada vez se le ve más pisando terrenos ingleses, y claro la pregunta de por qué salta continuamente al ruedo. Ya hace varios meses que Mourinho no tiene equipo y aunque Florentino llama la cosa no resulta, y el técnico luso puede cansarse de esperar.