Boca derrotó 2-0 a San Lorenzo y se afianzó en la cima de la Superliga

El Xeneize superó con solvencia al Ciclón, con los goles de Lisandro López y Jan Hurtado, y se consolidó como líder del certamen. El elenco de Juan Antonio Pizzi sufrió su segunda caída consecutiva.

En el Nuevo Gasómetro, Boca brindó una nueva prueba de solidez defensiva y efectividad en ataque y derrotó 2-0 a San Lorenzo en el marco de la séptima fecha de la Superliga.

El partido inició con un ritmo intenso que generó que los simpatizantes abandonaran sus butacas y se pusieran de pie para observar con mayor atención los sucesos. El equipo de Gustavo Alfaro protagonizó la primera aproximación de peligro a los dos minutos del duelo: Emanuel Reynoso ejecutó un tiro libre desde la derecha y Nicolas Navarro, quien se anticipó a la acción, evitó la caída de su arco desviando la pelota hacia el córner.

El elenco de Juan Antonio Pizzi respondió de inmediato a partir de un contragolpe comandado por Lucas Menossi, que habilitó a Ángel Romero, quien se apresuró y optó por un remate de media distancia que se marchó desviado del arco defendido por Esteban Andrada.

El club de La Ribera exhibió una disposición táctica similar a la que ofreció en la jornada anterior ante Estudiantes de La Plata: Nicolás Capaldo e Iván Marcone compartieron la zona medular, Sebastián Villa se recostó en el sector derecho y Reynoso hizo lo propio en la izquierda. Mientras que Alexis Mac Allister se posicionó por delante de la línea de los volantes y, con el transcurso de los minutos, se ubicó por detrás de Franco Soldano, el único delantero.

El conjunto de Boedo presentó un esquema similar al de su rival. Gerónimo Poblete y Menossi conformaron la pareja de centrocampistas y los hermanos Romero se desempeñaron en las bandas. Fernando Belluschi se erigió como el nexo entre los mediocampistas y el atacante Adam Bareiro.

El Xeneize permitió que los marcadores centrales del Ciclón, Santiago Vergini y Ramón Arias, gozaran de espacios para comenzar las jugadas desde el fondo y, una vez que el balón se orientaba hacia los receptores del mediocampo, el visitante ejercía una presión para impedirle avanzar con comodidad en el campo.

1

El dueño de casa sólo logró progresar con asociaciones de sus futbolistas en escasas oportunidades. Por lo tanto, ante la imposibilidad de superar el muro defensivo contrario, eligió como ruta alternativa los envíos aéreos hacia Bareiro, pero no fueron fructíferos.

A los 22’, se produjo la primera polémica del encuentro: luego de un tiro libre de Mac Allister, Soldano conectó de cabeza y venció la resistencia de Navarro. Sin embargo, el gol fue anulado por una supuesta infracción de Marcone que desató la protesta generalizada de los jugadores visitantes.

Boca desperdició una nueva ocasión a los 32’. Mac Allister ejecutó un córner y, tras un desvío en la trayectoria, la pelota rebotó en el pie derecho de Capaldo, quien se hallaba a centímetros del arco, y un rebote en el poste derecho impidió el primer gol del compromiso.

2

Luego de inquietar numerosas veces, y mediante una nueva acción detenida, el Xeneize inauguró el resultado a los 44’: otro tiro de esquina de Mac Allister desde la derecha fue impactado de cabeza y de sobrepique por Lisandro López, que arribó a la carrera desde el perímetro del área y estableció el 1-0 en el ocaso de la etapa inicial.

Con la ventaja en el marcador, Boca se replegó en su terreno con el objetivo de compactar las líneas, reducir los resquicios entre el mediocampo y la defensa, y llevar a cabo ataques directos aprovechando las concesiones que ofrecía el rival.

San Lorenzo, con el peso de la localía y la necesidad de conseguir el empate, demostró una mayor vocación ofensiva y una posesión activa. Óscar Romero, quien abandonó el sector derecho y centralizó su posición, inquietó con frecuencia y le brindó más fluidez a la circulación. Además, el ingreso de Adolfo Gaich, en lugar de Belluschi, le aportó más presencia en el sector ofensivo y se convirtió en un factor amenazante, junto a Bareiro, para los zagueros.

3

Los dirigidos por Pizzi coquetearon con la igualdad a los 22’: Menossi ensayó un disparo desde la medialuna del área que se fue rozando el palo izquierdo de la valla de Andrada. El visitante respondió por intermedio de Villa, quien ingresó al área por el sector derecho y lanzó un remate que golpeó en el lado externo de la red.

En el desenlace del duelo, a los 46’, Boca desaprovechó un contragolpe que culminó con Eduardo Salvio, quien regresó tras recuperarse de una lesión muscular, en soledad dentro del área, pero el tiro fue bloqueado por Navarro. En la veloz réplica, Ángel Romero conectó un centro de cabeza y Andrada se erigió para evitar el agónico empate.

4

En la última ocasión, el elenco de Alfaro sentenció el resultado. A los 48’, Salvio realizó una maniobra individual, en la que desairó a dos futbolistas, y asistió a Jan Hurtado, quien controló de manera efectiva y decretó el 2-0.

El triunfo le permitió a Boca consolidarse en la cima de la Superliga, con 17 puntos, y extendió su invicto a siete partidos. San Lorenzo sufrió su segunda derrota consecutiva y fue relegado a la tercera posición (podría ser superado por Talleres) ubicándose a cuatro unidades del líder.

Formaciones:

San Lorenzo: Nicolás Navarro; Víctor Salazar (PT 29’ Mauro Pittón), Santiago Vergini (ST 33’ Nahuel Barrios), Ramón Arias, Bruno Pittón; Gerónimo Poblete, Lucas Menossi; Óscar Romero, Fernando Belluschi (ST 14’ Adolfo Gaich), Ángel Romero; Adam Bareiro. Entrenador: Juan Antonio Pizzi.

Boca: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Mas; Nicolás Capaldo, Iván Marcone; Sebastián Villa (ST 31’ Eduardo Salvio), Alexis Mac Allister (ST 23’ Carlos Tevez), Emanuel Reynoso; Franco Soldano (ST 37’ Jan Hurtado). Entrenador: Gustavo Alfaro.

Goles: PT 44’ Lisandro López (BOC). ST 48’ Jan Hurtado (BOC).

Amonestados: PT 16’ Lisandro López (BOC) y 21’ Lucas Menossi (SAN). ST 18’ Adam Bareiro (SAN), 30’ Óscar Romero (SAN) y 30’ Emanuel Reynoso (BOC).

Árbitro: Mauro Vigliano.

Estadio: Pedro Bidegain (Nuevo Gasómetro).