Boca derrotó a Unión en La Bombonera y continúa como líder de la Superliga

Con un destacado rendimiento, el Xeneize se impuso 2-0 sobre el Tatengue por los goles de Ramón Ábila y Alexis Mac Allister y quedó como único puntero. Los hinchas ovacionaron a Juan Román Riquelme.

En La Bombonera, con una destacada actuación colectiva y elevados niveles individuales, Boca derrotó 2-0 a Unión de Santa Fe en el marco de la fecha 14 de la Superliga y, como consecuencia, se aseguró continuar en la cima de la tabla de posiciones.

En un clima político por las inminentes elecciones presidenciales que se celebrarán en la institución el 8 de diciembre, los simpatizantes del Xeneize brindaron su veredicto y en los instantes previos al comienzo del partido ovacionaron a Juan Román Riquelme, quien en la semana confirmó que será candidato a vicepresidente segundo de la lista que encabeza Jorge Amor Ameal.

Con el objetivo de continuar en lo más alto del certamen, complementado con la inyección anímica que le dio el incesante apoyo de su público, el elenco de Gustavo Alfaro se adueñó de la iniciativa del encuentro desde los primeros compases y exhibió una voracidad ofensiva que fue fructífera casi de inmediato.

Cuando transcurrían 2 minutos del duelo, Eduardo Salvio demostró su jerarquía en una maniobra personal en el sector derecho, donde profundizó y, tras desairar a tres rivales, remató de zurda y exigió la reacción de Sebastián Moyano.

Sólo unos segundos más tarde, a los 3’, el conjunto de La Ribera inauguró el resultado desde el córner propiciado por el arquero. Emanuel Reynoso se encargó de la ejecución, Ramón Ábila se liberó con facilidad de la marca de Brian Blasi y, sin necesidad de elevarse, conectó de cabeza en el corazón del área y estableció el 1-0.

Mientras el Tatengue aún intentaba recuperarse del prematuro golpe, el dueño de casa coqueteó con una nueva conquista. A los 7’, luego de un centro de Salvio desde la derecha, y de que Wanchope no pudiera impactar en el punto del penal, Emmanuel Mas ensayó un disparo de zurda que se marchó a instancias del poste izquierdo.

Boca controló los ritmos del enfrentamiento ejerciendo un notable dominio en el mediocampo. En la zona medular, generó superioridad numérica con facilidad por los desplazamientos de Alexis Mac Allister, quien al abandonar su radio de acción para atraer a Nelson Acevedo o Jalil Elías, según el pasaje, permitía que Salvio centralizara su posición para ubicarse a las espaldas de los volantes centrales y recibiera con comodidad.

En un panorama adverso, los dirigidos por Leonardo Madelón presentaron inconvenientes para huir del asedio y mostrar atisbos de reacción futbolística y psicológica. Con Walter Bou aislado ante un defectuoso circuito de juego, la única aproximación de la visita la protagonizó Federico Milo, quien arribó al fondo de la cancha y, tras un enganche, efectuó un tiro dentro del área que fue contenido por Esteban Andrada.

1

En el arranque del complemento, a los 8’, Boca desperdició una ocasión para extender la ventaja. Luego de un remate de Mac Allister desde la medialuna que fue bloqueado por Moyano, Ábila conectó el rebote en el área chica, ante la presión de Blasi, pero el disparo se fue a centímetros del palo izquierdo.

Sin embargo, el fallo de Wanchope fue una advertencia de lo que se avecinaba en el horizonte como consecuencia del rendimiento en ascenso del local. A los 11’, en una acción colectiva donde se produjeron unas extensas sucesiones de pases y asociaciones en velocidad, Nicolás Capaldo recibió en el área tras un pase de Ábila y asistió a Mac Allister, quien se limitó a empujar el balón al fondo de la red para firmar el 2-0.

2

El inapelable predominio de Boca, que convirtió el terreno contrario en su espacio de confort, derivó en que Alfaro le diera rodaje a Daniele De Rossi, quien reemplazó a Mac Allister y volvió a gozar de continuidad más de dos meses después de su última participación (el 1/9 frente a River por la quinta fecha del torneo doméstico).

La pasividad de un abúlico Unión, cuyas esperanzas comenzaron a marchitarse tras el segundo gol, alimentó la confianza del Xeneize y erigió como una de las figuras del cotejo, junto a Salvio, a Moyano, quien con sus intervenciones impidió que la diferencia fuera más abultada.

Luego de una semana caracterizada por los asuntos políticos y las declaraciones de los protagonistas de los inminentes comicios, Boca obtuvo una victoria con autoridad que le permitió continuar como líder de la Superliga. En caso de que Argentinos Juniors no derrote a Newell’s, estará en soledad en la cima. Con la algarabía que generó el triunfo, y vislumbrado las elecciones, los hinchas cerraron la jornada cantando a favor de Riquelme.

Formaciones:

Boca: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emanuel Mas; Eduardo Salvio, Iván Marcone, Nicolás Capaldo (ST 30’ Sebastián Villa), Emanuel Reynoso; Alexis Mac Allister (ST 19’ Daniele De Rossi) y Ramón Ábila (ST 35’ Jan Hurtado). Entrenador: Gustavo Alfaro.

Unión: Sebastián Moyano; Damián Martínez, Brian Blasi, Claudio Corvalán, Federico Milo (ST 26’ Franco Calderón); Ezequiel Bonifacio, Jalil Elías, Nelson Acevedo, Gabriel Carabajal (ST 6’ Franco Troyansky); Juan Ignacio Cavallaro (ST 33’ Brian Álvarez) y Walter Bou. Entrenador: Leonardo Madelón.

Goles: PT 3’ Ramón Ábila (BOC). ST 11’ Alexis Mac Allister (BOC).

Amonestados: ST 9’ Ramón Ábila (BOC), 30’ Claudio Corvalán (UNI) y 37’ Iván Marcone (BOC).

Estadio: La Bombonera.

Árbitro: Facundo Tello.