Boca empató 0-0 con Independiente y no logró aproximarse a River

En La Bombonera, el Xeneize comenzó el segundo ciclo de Russo con una igualdad ante el Rojo, que le impidió reducir la distancia con el Millonario. Izquierdoz y Pérez se fueron expulsados.

En La Bombonera, en el desenlace de la fecha 17 de la Superliga, Boca comenzó de manera oficial el segundo ciclo de Miguel Ángel Russo en la dirección técnica de la institución con un empate 0-0 ante Independiente. Como consecuencia, la entidad de La Ribera no logró mantenerse un punto por detrás de River, que extendió la diferencia con sus inmediatos perseguidores.

El Xeneize inició el partido exhibiendo la intención de adueñarse del protagonismo, lo cual se materializó y le permitió ejercer un control geográfico. La posición de Guillermo Fernández, ubicado a las espaldas de Lucas Romero y Pablo Pérez, se volvió neurálgica ya que, cuando hallaba un resquicio para recibir el balón, gozaba de espacios para profundizar y contaba con el inmediato respaldo de Carlos Tevez.

Pese a que no fue prisionero de un asedio contrario, el elenco de Avellaneda demostró síntomas de incertidumbre en los primeros compases del compromiso. En este escenario, halló un faro de esperanza en las esporádicas intervenciones de Cecilio Domínguez, quien, en las ocasiones en las que ingresó en acción, se erigió como un factor de desequilibrio.

1

La estrategia primaria del dueño de casa resultó alterada cuando Carlos Izquierdoz fue expulsado prematuramente. A los 22 minutos, tras haber recibido la amarilla con anterioridad por una infracción sobre Pérez, el defensor derribó a Silvio Romero y el árbitro del enfrentamiento, Fernando Echenique, no vaciló a la hora de mostrarle la tarjeta roja por doble amonestación.

De inmediato, Russo determinó el ingreso del paraguayo Junior Alonso, en reemplazo de Agustín Obando, para reformar la línea de defensiva compuesta por cuatro futbolistas. En este escenario, Mauro Zárate retrocedió unos metros para colaborar en la construcción ofensiva y, sin la tenencia, en el marcaje.

Desde el tiro libre cometido por el marcador central, el Rojo coqueteó con la inauguración del resultado. A los 25’, Leandro Fernández se encargó de la ejecución y ensayó un potente disparo al poste de Marcos Díaz, quien impidió la caída de su valla y desvió el balón hacia el córner.

El período de zozobra que padeció el local continuó en el tiro de esquina que generó el ex Huracán: Juan Sánchez Miño lanzó un centro que halló a Alan Franco, quien se impuso en el duelo aéreo y remató de cabeza de pique al suelo, pero el poste derecho evitó su conquista.

En el ocaso del primer tiempo, tras una sucesión de toques y un envío aéreo despejado, la pelota cayó en los pies de Lucas Romero, quien controló a instancias de la medialuna del área y ensayó un tiro que obligó una nueva intervención de Díaz.

En el complemento, pese a encontrarse en inferioridad numérica, Boca demostró un elevado índice de valentía y ratificó la propuesta ofensiva con la cual había iniciado el partido. Mientras las dudas volvían a ingresar en el camino de los dirigidos por Lucas Pusineri, el conjunto de La Ribera desperdició una oportunidad para establecer una ventaja.

2

A los 13’, luego de que se llevara a cabo una serie de pases, Tevez recibió en el perímetro del área y, con Frank Fabra arribando en libertad por el sector izquierdo, engañó a la defensa con una false intención de pase hacia el lateral colombiano y remató con precisión, pero Martín Campaña desvió el peligro hacia el córner.

Las modificaciones que ordenó Pusineri oxigenaron el ataque de Independiente. Las entradas de Brian Martínez y Martín Benítez, en sustitución de Fernández y Domínguez, le permitió a la visita contar con dos jugadores desequilibrantes en los extremos del campo.

A los 26’, el propio Martínez profundizó por la zona izquierda y le dio continuidad a la acción con Benítez, que con un pase horizontal propició el arribo de Pérez, quien, exigido por la presencia de Tevez a su espalda, remató apresurado y su disparo se fue a instancias de palo izquierdo de Díaz, quien observó como el azar lo favoreció.

3

La réplica de Boca llevó el sello de Sebastián Villa, quien suplantó al lesionado Zárate. A los 29’, luego de que el Rojo fuera irresoluto en un ataque amenazante, el colombiano demostró su velocidad y, con un sprint desde la mitad de la cancha, desbordó por la izquierda, ingresó al área y, ante la desesperada salida de Campaña, remató desviado.

La ruta de Independiente se encontró obstaculizada por un imprevisto. A los 30’, en medio de un cotejo especial, Pérez cometió una falta con vehemencia en perjuicio de Jorman Campuzano y, ante las protestas de los futbolistas locales, Echenique expulsó al mediocampista por roja directa.

El empate resultó más negativo para las aspiraciones de Boca, que en el comienzo de la segunda etapa de Russo no consiguió erigirse como el único escolta del torneo y ahora se ubica a tres puntos de distancia de River, líder en soledad. Independiente halló una cuota de tranquilidad, tras la derrota frente al Millonario, pero continúa en la medianía de la tabla.

 

 

Formaciones:

Boca: Marcos Díaz; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra; Eduardo Salvio, Jorman Campuzano, Agustín Obando (PT 24’ Junior Alonso); Guillermo Fernández; Carlos Tevez (ST 40’ Ramón Ábila) y Mauro Zárate (ST 14’ Sebastián Villa). Entrenador: Miguel Ángel Russo.

Independiente: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Gastón Silva (ST 27’ Sergio Barreto), Juan Sánchez Miño; Braian Romero, Lucas Romero, Pablo Pérez, Cecilio Domínguez (ST 18’ Martín Benítez); Leandro Fernández (ST 18’ Brian Martínez) y Silvio Romero. Entrenador: Lucas Pusineri.

Amonestados: PT 13’ Alan Franco (IND), 18’ y 22’ Carlos Izquierdoz (BOC) y 26’ Lucas Romero (IND). ST 33’ Frank Fabra (BOC), 39’ Martín Benítez (IND) y 46’ Brian Martínez (IND).

Incidencias: PT 22’ Carlos Izquierdoz fue expulsado por doble amarilla (BOC). ST 30’ Pablo Pérez fue expulsado por roja directa (IND).

Estadio: Alberto J. Armando (La Bombonera).

Árbitro: Fernando Echenique.