Los cuadros en la casa de Gallardo que son furor en las redes sociales

El entrenador de River brindó una charla virtual para 160 futbolistas de las Divisiones Inferiores del club, pero se convirtió en tendencia por las obras que se observaron en una pared de su hogar.

Marcelo Gallardo se encuentra pendiente de cada uno de los detalles del proyecto futbolístico de River. La cuarentena que rige en la Argentina no impide que el entrenador se mantenga alerta sobre lo que sucede con sus dirigidos de Primera División y en las categorías formativas de la institución.

El Muñeco busca diversos métodos para transmitir sus mandamientos en medio del período de aislamiento social, preventivo y obligatorio. En este escenario, brindó una charla virtual de alrededor de dos horas, mediante la aplicación Zoompara 160 jugadores de las Divisiones Inferiores del Millonario y sus técnicos.

Sin embargo, el estratega se convirtió en una de las tendencias de las redes sociales a raíz de las imágenes que se observaron a su espalda. Instalado en el living de su hogar para protagonizar el diálogo, se destacaron dos obras exhibidas en la pared ubicada detrás y que están compuestas por escobillones.

De inmediato, se generó una interrogante y las personas comenzaron a especular sobre el origen y el argumento de los cuadros que decoran la casa del conductor del plantel de River. “Si Gallardo tiene cuadros de escobillones y goma espuma, yo también los quiero”, bromeó un simpatizante en Twitter.

Las obras fueron creadas por el artista argentino Gaspar Libedinsky, un artista visual, arquitecto y curador. El profesor de la cátedra de Diseño en la Universidad de San Andrés (UdeSa), en Buenos Aires, dio clases en Harvard (Estados Unidos) y en la Architectural Association (Reino Unido).

“Me interesa trabajar con este universo porque este tipo de productos, en el imaginario social, remiten a lo marginal. Genero una operación para resignificar esos elementos de uso doméstico como objetos de deseo. Así, los dignifico. Yo hago arte político”, expresó Libedinsky sobre el motivo de sus cuadros en una entrevista con La Nación hace algunos años.

Luego de haberse graduado en Londres, trabajó para el estudio de Rem Koolhaas/OMA en Rotterdam, Holanda, y para Diller Scofidio + Renfro, en Nueva York, como diseñador del nuevo parque High Line en Manhattan. Además, se desempeñó como curador de ’Draft Urbanism’ – Bienal de las Américas, en Denver.