Damián Batallini, el hincha de Boca que se encuentra en la órbita de River

El mediocampista de Argentinos Juniors, figura en el equipo de Diego Dabove y cuyo ídolo es Juan Román Riquelme, es observado con detenimiento por los directivos del Millonario.

River observa por el espejo retrovisor como comienza a alejarse el recuerdo de la derrota ante Flamengo en la final de la Copa Libertadores. La ruta del equipo se dirige hacia la definición de la Copa Argentina ante Central Córdoba de Santiago del Estero, que se desarrollará el próximo viernes 13 de diciembre en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

Mientras la atención se concentra en la conquista de un nuevo título y en culminar el 2019 de la mejor manera en la Superliga, donde se enfrentará con San Lorenzo antes del receso, la Comisión Directiva del Millonario vislumbra el inminente mercado de pases que se avecina.

En el rubro de salidas, algunos integrantes del plantel se marcharán para fortalecer las finanzas: Exequiel Palacios será el primero en emigrar y su destino se encuentra en Bayer Leverkusen, que abonará 24.000.000 de dólares por la transferencia (la entidad de Núñez recibirá 18.000.000 de dólares netos).

Pese a que aún resta el anuncio oficial sobre la continuidad de Marcelo Gallardo, quien habría optado por permanecer en el cargo una temporada más, algunos nombres ingresan en la órbita del club para reforzar al elenco. Uno de ellos es Damián Batallini.

1

El mediocampista ofensivo de Argentinos Juniors es observado con detenimiento por los directivos de River. En los últimos meses, se erigió como una de las piezas claves en la estructura diseñada por el entrenador Diego Dabove, quien lo utiliza como volante externo y, en ocasiones, lo establece en la zona central del terreno por detrás del único delantero de referencia.

El oriundo de Don Torcuato, de 23 años, es confeso hincha de Boca, al igual que el resto de su familia, y se declaró fanático de Juan Román Riquelme. Justamente, el pasado sábado en la fecha 15 del certamen local, asistió de taco a Santiago Silva para el empate ante el Xeneize en La Bombonera.

El atacante del conjunto de La Paternal se formó en las Divisiones Inferiores de Deportivo Armenio, pero contó con un breve ciclo de seis meses en las categorías juveniles de River. Sin embargo, decidió irse ya que no se hallaba a gusto. Más tarde, desembarcó en el Bicho y llegó a compartir concentraciones con su ídolo en el segundo semestre de 2014 en la Primera B Nacional.