Los detalles del protocolo de la AFA para el regreso de los entrenamientos

El organismo que preside Claudio Tapia le envió a la Liga Profesional de Fútbol un documento con una serie de medidas de seguridad sanitaria para que los equipos retomen las prácticas.

La Asociación del Fútbol Argentino comenzó a intensificar los trabajos para concretar el regreso de los certámenes en medio de la emergencia sanitaria ocasionada por la diseminación de la pandemia del coronavirus. En este escenario, el organismo le envió a la Liga Profesional de Fútbol un protocolo sanitario para la “reanudación de actividades deportivas relacionadas con el fútbol”.

Los documentos, que fueron revelados por el programa SúperFútbol, de TyC Sports, cuentan con la firma del presidente de la AFA, Claudio Tapia. Pese a la iniciativa del organismo, las medidas deben ser presentadas ante el Ministerio de Salud de la Nación, que realizará una evaluación para brindar su aprobación o rechazo a la propuesta.

El objetivo del ente de la calle de Viamonte consiste en que las instituciones puedan retomar los entrenamientos en el campo de juego. “Cuando sea posible reanudar los entrenamientos, será fundamental prestar atención a las indicaciones para prevenir la propagación o el rebrote de la enfermedad, y las complicaciones que surgirían de la infección. La implementación de estas medidas es fundamental”, aseguró el órgano rector del fútbol argentino.

“Las directrices han surgido luego de numerosas conversaciones celebradas entre dirigentes, cuerpos médicos, y diferentes representantes de la familia del fútbol argentino (…) El objetivo es el de poner en conocimiento elementos de planificación esenciales para los organizadores de entrenamientos futbolísticos en el contexto de la pandemia de COVID-19. Debería leerse teniendo en cuenta al mismo tiempo las normas médicas de organización y la normativa nacional de salud pública”expresaron desde la Casa Madre.

Entre las normas que se implementarían para que los equipos vuelvan a llevar a cabo las prácticas, se destacan: respetar la distancia de un metro y medio entre personas, no más de seis futbolistas en la misma cancha por sesión, desinfectar de manera regular el equipamiento deportivo y las zonas por donde más circulan los involucrados y contar con estrategias para limitar el contacto, entre otras reglas.

Además, se brindan los mismos consejos de seguridad sanitaria que se indican para la vida cotidiana, como evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz, lavarse bien las manos, toser o estornudar en el pliegue del codo, tirar los pañuelos en un contenedor sellado, evitar darse la mano y cualquier otro contacto físico, evitar la salivación y no compartir cualquier tipo de infusión.

Además, la AFA propuso un modelo para efectuar los exámenes de COVID-19 entre los futbolistas, entrenadores e integrantes del cuerpo técnico. La intención sería realizar las pruebas, por primera ocasión, con 72 horas de antelación al reinicio de la actividad con el objetivo de evitar falsos negativos.

La segunda ronda de testeos se haría antes del inicio de la primera sesión de entrenamiento y luego se adoptaría una modalidad semanal. Las personas que den positivo no podrán participar de las prácticas y tendrán que seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias nacionales.