El día que Luiz Felipe Scolari tuvo todo acordado para dirigir a Boca

El técnico brasileño reconoció que recibió una oferta, en diciembre de 2019, para dirigir al elenco de La Ribera, pero el resultado de las elecciones presidenciales del Xeneize impidieron su arribo.

En diciembre de 2019, Boca ingresó en un escenario revolucionario a raíz de las elecciones presidenciales que se desarrollaron en la institución y que culminaron con el triunfo de la fórmula encabezada por Jorge Amor Ameal y con Mario Pergolini y Juan Román Riquelme como vicepresidente primero y segundo, respectivamente.

Además de la lista que obtuvo la victoria, se encontraba la nómina oficialista, liderada por Christian Gribaudo, y un segundo sector opositor, que tenía como candidato principal a José Beraldi y a Gabriel Batistuta como referente futbolístico y aspirante a un cargo relacionado con la dirección deportiva del elenco de La Ribera.

El ex delantero de la Selección Argentina había diseñado un proyecto deportivo durante la campaña e implicaba una modificación primaria en el equipo: no renovar el contrato de Gustavo Alfaro y contratar a Luiz Felipe Scolari como nuevo entrenador.

El entrenador brasileño, que se encuentra en libertad de acción desde que culminó su tercer ciclo en Palmeiras en septiembre pasado, reveló que recibió una propuesta para asumir la dirección técnica del Xeneize y que había brindado una respuesta positiva para arribar al fútbol argentino.

Tenía todo acordado para dirigir a Boca este año, me llamó Gabriel Batistuta, que integraba la lista de Beraldi, y hubiera sido el entrenador si su fórmula se imponía en las elecciones, algo que lamentablemente no sucedió“, reconoció en diálogo con Súper Mitre Deportivo de Radio Mitre.

El técnico, de 71 años, cuenta con una extensa trayectoria en el fútbol profesional, donde dirigió a 15 equipos y comandó a tres seleccionados, y en su palmarés se destacan dos Copas Libertadores (1995 y 1999), un Mundial (Corea-Japón 2002), una Copa Confederaciones (2013) y una Champions League de Asia (2015).

Me gusta mucho Boca y seguramente tendré otra oportunidad para dirigirlo. Me siento muy identificado con su gente y su estilo de juego, no se pudo dar, pero sigo siempre cada actuación del equipo y seguramente habrá otra oportunidad para dirigirlo“, confesó el ex estratega del combinado de Brasil y Portugal.

Por último, el nacido en Passo Fundo realizó un análisis sobre los efectos que ocasionará la pandemia del coronavirus en el ámbito internacional: “Estoy en Brasil, en las afueras de la ciudad de Porto Alegre, encerrado hace 40 días, muy tranquilo y respetando las medidas de seguridad que generó el coronavirus. Creo que esta pandemia no solo cambiará el fútbol, sino la manera de vivir en todo el mundo.