Edwin Cardona podría regresar a Boca por deseo de Juan Román Riquelme

El volante colombiano debe volver a Monterrey, donde no será tenido en cuenta por Antonio Mohamed, y el vicepresidente segundo pretende brindarle una nueva oportunidad en el Xeneize.

Juan Román Riquelme contempla un amplio abanico de futbolistas que podrían reforzar al Boca modelo 2020 y, en especial, que le brindarían una cuota de jerarquía al equipo. Los objetivos primarios son Paolo Guerrero (Internacional de Porto Alegre), Éver Banega (Sevilla) y Mauricio Isla (Fenerbahce). Ahora, un nuevo nombre se integró en la nómina de candidatos: Edwin Cardona.

El volante de 27 años representa una de las debilidades del vicepresidente segundo, quien en el pasado lo elogió en reiteradas ocasiones y pretende que comience su segundo ciclo en la institución. El deseo del flamante directivo podría materializarse por la situación en la que se encuentra el jugador.

1

El préstamo que lo vincula a Pachuca culmina el próximo 31 de diciembre y deberá regresar a Monterrey, donde Antonio Mohamed no lo tendrá en cuenta. De hecho, su arribo al Xeneize en julio de 2017, fue consecuencia de una disputa con el Turco, que lo había marginado del plantel y lo obligó a entrenar con la categoría sub 20.

En este escenario, el colombiano podría rescindir su contrato con Rayados, el cual se extiende hasta diciembre del siguiente año, y se hallaría en libertad de acción para decidir el destino de su carrera, que podría establecerlo una vez más en la Argentina.

2

El oriundo de Medellín, con pasado en Atlético Nacional, Independiente Santa Fe y Junior, disputó 46 partidos en su única etapa en el club de La Ribera bajo la dirección técnica de Guillermo Barros Schelotto, quien lo utilizó con mayor frecuencia como extremo izquierdo y, en ocasiones, como enlace entre el mediocampo y la delantera. Además, convirtió 11 goles, entre los que se destacan el que anotó frente a River en el Monumental en el marco de la Superliga.

La despedida del mediocampista ofensivo se produjo en las penumbras. En diciembre de 2018, luego de un semestre con escasa participación ya que se hallaba relegado en la consideración del Mellizo, dijo adiós una vez que culminó su cesión y se marchó sin haber formado parte del banco de los suplentes en las finales de la Copa Libertadores de aquel año ante el Millonario.