Fernando Gago se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda

El mediocampista de 33 años debió ser reemplazado en el empate entre Vélez y Aldosivi y, tras haber sido sometido a los estudios médicos, se confirmó que sufrió una nueva lesión de gravedad.

El destino volvió a repartirle una mano negativa a Fernando Gago, que se encontró con un nuevo obstáculo en su carrera profesional. En las últimas horas, se constató que sufrió la rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda en el empate entre Vélez y Aldosivi (1-1) en el comienzo de la fecha 18 de la Superliga.

El mediocampista de 33 años debió ser reemplazado a los 23 minutos del complemento del encuentro que se desarrolló en el estadio José Amalfitani. Mientras Ricardo Centurión realizaba los ejercicios de precalentamiento para sustituirlo, el volante abandonó el campo de juego de manera apresurada y exhibiendo gestos de preocupación.

En la mañana de este viernes, luego de haber sido sometido a los estudios médicos correspondientes, se confirmó la triste noticia para el oriundo de Ciudadela, quien se había erigido como una de las piezas determinantes dentro de la estructura táctica diseñada por Gabriel Heinze. La institución de Liniers aún no oficializó la lesión, que habitualmente demanda entere seis y ocho meses de recuperación.

El inconveniente físico se produjo cuatro minutos antes de la variante. Luego de perder un balón en el círculo central frente a Pablo Becker, disputó la pelota y culminó cometiendo una infracción con vehemencia sobre el extremo del equipo de Mar del Plata, lo cual derivó en que el árbitro del compromiso, Hernán Mastrángelo, sancionara la falta con tarjeta amarilla.

Es la quinta lesión de gravedad que padece Pintita en el transcurso de su trayectoria. El 9 de diciembre de 2018, en la final de vuelta de la Copa Libertadores entre Boca y River en el Santiago Bernabéu de Madrid, se rompió el tendón de Aquiles de la pierna derecha y contempló la posibilidad de retirarse.

Sin embargo, en una entrevista televisiva, reveló que su hijo Mateo fue quien lo convenció para continuar jugando de manera profesional. Después de atravesar una rehabilitación de ocho meses, tras haber rescindido su contrato con el Xeneize, regresó a los terrenos con el Fortín el 24 de agosto de 2019 en la victoria sobre Newell’s (3-1).

El jugador surgido de las Divisiones Inferiores del club de La Ribera, con pasado en Real Madrid, Roma y Valencia, tuvo su primera lesión de relevancia el 13 de septiembre de 2015 en el triunfo de Boca sobre el Millonario por la mínima diferencia (1-0) cuando se confirmó la rotura del tendón de Aquiles izquierdo. Siete meses más tarde, en otro Superclásico (0-0), sufrió el mismo inconveniente.

Tras haber vuelto a la actividad con un destacado nivel, una nueva pesadilla golpeó a su puerta. El 5 de octubre de 2017, en el duelo entre la Selección Argentina y Perú por la 17° jornada de las Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia del siguiente año, ingresó al césped de La Bombonera a los 15’ de la segunda etapa en lugar de Éver Banega. Solo 6’ después, realizó un movimiento defectuoso y padeció la rotura de ligamentos de la rodilla derecha. Hasta el momento, en su segundo ciclo en Vélez, disputó 13 partidos (todos por la Superliga) y fue titular en 11 ocasiones.