Gimnasia venció 4-0 a Newell's en la histórica vuelta de Maradona al Coloso

En Rosario, tras un sentido homenaje al Diez de parte del público de la Lepra, el Lobo se impuso con holgura en una ráfaga de goles, incrementó su promedio y arriba en alza al clásico con Estudiantes.

En el Estadio Marcelo Bielsa, Gimnasia de La Plata derrotó 4-0 a Newell’s en el marco de la fecha 11 de la Superliga y obtuvo una cuota de oxígeno en la disputa por la permanencia en Primera. La jornada estuvo marcada por el histórico regreso de Diego Armando Maradona a Rosario, luego de haber actuado en la Lepra en 1993.

Al igual que lo sucedido en cada presentación del Lobo en condición de visitante, el Diez recibió un sentido homenaje de parte del público local, que le dio la bienvenida con una emotiva ovación y un show de fuegos artificiales. Los directivos de la institución le entregaron numerosos obsequios a Pelusa, quien, con síntomas de emoción, agradeció los gestos de cariño recorriendo la cancha y saludando a los simpatizantes.

Luego de la demora por el reconocimiento, el elenco de Frank Darío Kudelka comenzó el partido exhibiendo una tendencia ofensiva que le permitió adueñarse de la iniciativa del encuentro. Pese a que el Tripero ejercía una presión elevada para impedir que su rival iniciara las acciones desde el fondo, las salidas terrestres de la Lepra fueron exitosas y propiciaron que progresara en el terreno con mayor comodidad.

El dominio territorial del dueño casa comenzó a trasladarse en ocasiones para inaugurar el marcador a los ocho minutos del duelo. Luego de un pase hacia atrás de Maximiliano Rodríguez, Santiago Gentiletti remató desde media distancia y obligó la reacción de Alexis Martín Arias, quien brindó un rebote que no fue capitalizado por Lucas Albertengo.

Como consecuencia de la infructífera presión sobre los componentes de la defensa contraria, se producía una desarticulación entre los futbolistas de Gimnasia que originaba una serie de resquicios en el mediocampo, los cuales eran explotados por Maxi Rodríguez, quien centralizaba su posición y, con frecuencia, recibía con ventaja a la espalda del centrocampista Víctor Ayala.

Las veloces transiciones hacia el ataque que efectuaba Newell’s una vez que recuperaba la pelota fueron una constante amenaza y la causa primaria de que se asentara en el campo enemigo y obligara al Lobo a retroceder cada vez más cerca de su área.

A los 39’, tras un córner derecho de Denis Rodríguez, Cristian Lema se impuso en las alturas y conectó de cabeza, pero Martin Arias volvió a impedir la caída de su valla. En el rebote, Aníbal Moreno probó desde la medialuna y ensayó un disparo que se marchó a instancias del poste derecho.

Desde ese saque de arco, Gimnasia inauguró la historia en una acción fortuita. A los 40’, Nicolás Contín recibió el balón en una zona central, se orientó hacia su mejor perfil y lanzó un tiro de larga distancia que se desvió en Gentiletti, descolocó a Alan Aguerre y estableció el 1-0 de manera inesperada.

En el inicio del complemento, los dirigidos por Maradona demostraron una notoria voluntad por mantener la ventaja a través de una valiente postura, en la que continuaron presionando en la mitad de la cancha y enfocando su atención en el arco opuesto. El resultado fue una ráfaga de goles en un breve período.

En los primeros compases, a los 4’, extendió la diferencia: Mariano Bíttolo perdió el balón en el centro del campo, propició el contragolpe de Contín y la posterior asistencia a Maximiliano Caire, quien se filtró entre Lema y Julián Fernández, ingresó al área y con un remate cruzado desde el punto del penal firmó el 2-0.

Sólo 120 segundos después, a los 6’, un envío aéreo desde el terreno visitante hacia Contín generó que el delantero venciera en el duelo individual a Lema, desairase a Lema y obligara una nueva intervención de Aguerre, pero Horacio Tijanovich capturó el rebote en el área chica y de cabeza convirtió el 3-0.

Mientras Newell’s asimilaba el impacto anímico de las anotaciones, Gimnasia volvió a obtener rédito de un pasaje en el cual los deseos utópicos se materializaron. A los 11’, Matías García ejecutó un córner olímpico desde la derecha y, luego de que Bíttolo fallara en su intento por rechazar la pelota, venció la resistencia de Aguerre y decretó el 4-0.

La comodidad que le proporcionaba el marcador, le permitió a la visita replegarse para realizar un desgaste físico menor. Incluso, teniendo en cuenta la lesión que sufrió Maximiliano Comba en el primer tiempo, Maradona prescindió de Contín y Tijanovich, con el objetivo de que arriben en óptimas condiciones al clásico de la próxima jornada con Estudiantes.

La inquebrantable actitud que exhibió Newell’s hasta el último instante para obtener el descuento fue la imagen final del partido. La victoria fue el mejor regalo para Diego en la antesala a su 59° cumpleaños y derivó en que Gimnasia lograra su segundo triunfo en el certamen, incremente su bajo promedio y se ilusione con mantener la categoría.

Formaciones:

Newell’s: Alan Aguerre; Ángelo Gabrielli, Cristian Lema, Santiago Gentiletti, Mariano Bíttolo; Aníbal Moreno (ST 29’ Lucas Villarruel), Julián Fernández, Denis Rodríguez (ST Mauro Formica); Lucas Albertengo, Rodrigo Salinas (ST 15’ Luís Leal) y Maximiliano Rodríguez. Entrenador: Frank Darío Kudelka.

Gimnasia de La Plata: Alexis Martín Arias; Maximiliano Caire, Manuel Guanini, Germán Guiffrey, Lucas Licht; Víctor Ayala; Maximiliano Comba (PT 27’ Matías Miranda), José Paradela, Matías García; Horacio Tijanovich (ST 33’ Jesús Vargas) y Leandro Contín (ST 25’ Claudio Spinelli). Entrenador: Diego Armando Maradona.

Goles: PT 40’ Nicolás Contín (GIM). ST 4’ Maximiliano Caire (GIM), 6’ Horacio Tijanovich (GIM) y 11’ Matías García (GIM).

Amonestados: PT 5’ Ángelo Gabrielli (NEW) y 22’ Germán Guiffrey (GIM). ST 28’ Mauro Formica (NEW) y 38’ Luís Leal (NEW).

Árbitro: Fernando Echenique.

Estadio: Marcelo Bielsa.