Independiente se impuso 2-1 en el clásico y agravó la crisis de San Lorenzo

El Rojo regresó a la victoria luego de cuatro partidos a través de un doblete de Silvio Romero, quien hizo que fuera en vano el gol de Óscar Romero. El Ciclón perdió seis de sus últimos siete duelos.

En el Libertadores de América, en el marco de la fecha 12 de la Superliga, Independiente derrotó 2-1 a San Lorenzo, volvió al triunfo luego de cuatro partidos y, producto del empate con Unión de Santa Fe en la jornada anterior, continúa invicto con Fernando Berón como entrenador.

Los equipos comenzaron el cotejo demostrando estrategias antagónicas. El Rojo se adueñó de la iniciativa del encuentro desde los primeros compases ante la postura conservadora de su rival. En este escenario, los volantes Pablo Pérez, Lucas Romero y Andrés Roa recibieron en libertad con frecuencia ante la escasa oposición y, como consecuencia, gozaron de comodidades para participar de la gestación de los ataques.

En contrapartida, el Ciclón exhibió la intención de adoptar un rol amenazante desarrollando contragolpes, en los cuales insistió en la búsqueda aérea de Adolfo Gaich para propiciar el posterior arribo de los mediocampistas. Sin embargo, el delantero juvenil sólo se impuso de manera esporádica frente a los zagueros contrarios, Alan Franco y Gastón Silva.

El sistema táctico que utilizó el elenco de Boedo, el cual contó con una línea defensiva compuesta por cinco futbolistas, derivó en que los carrileros, Andrés Herrera y Bruno Pittón, tuvieran una injerencia mayor a la habitual en el sector ofensivo para colaborar con Ángel y Óscar Romero en la misión de abastecer a Gaich.

En el equipo de Avellaneda, Silvio Romero intentó generar callejones trazando diagonales a las espaldas de los marcadores centrales, pero Pérez y Roa no hallaron los caminos requeridos para habilitarlo. Por lo tanto, el local careció de profundidad y culminó lanzando centros elevados que fueron anulados con facilidad.

La ocasión más relevante de la primera parte fue a favor del dueño de casa. Cuando transcurrían los 29 minutos, Romero realizó una maniobra individual por el centro y le dio continuidad a la jugada con Pérez, quien ensayó un remate desde el perímetro derecho del área que se marchó a instancias del palo derecho del arco de Sebastián Torrico.

En el ocaso de la etapa inicial, la expedición de los dirigidos por Berón brindó frutos en una acción colectiva. A los 43’, tras una sucesión de pases, Juan Sánchez Miño envió un centro raso desde la izquierda que capturó Silvio Romero en el punto del penal y, luego de efectuar un control orientado, definió cruzado y estableció el 1-0.

Pese a que padeció sobresaltos en los primeros minutos del complemento, el Cuervo reestableció el empate por intermedio de una asociación entre los hermanos Romero. A los 6’, Ángel se recostó sobre la izquierda y fue el autor de un pase raso hacia el centro que no pudo ser conectado por Gaich, pero sí por Óscar, quien, en soledad, firmó el 1-1 con un disparo de derecha.

Luego de un impreciso tiro de Benítez, San Lorenzo coqueteó con una nueva conquista en dos chances consecutivas. A los 10’, tras un saque de arco de Torrico, Gaich habilitó de cabeza a Ángel Romero, quien ingresó al área en libertad, pero Martín Campaña bloqueó su remate.

De inmediato, tras el córner provocado por el arquero uruguayo, se produjo un rebote en Sánchez Miño y la pelota cayó en los pies de Fabricio Coloccini, que no vaciló a la hora de disparar de volea desde la zona derecha del área, pero el travesaño ahogó su celebración.

En su momento más complejo en el enfrentamiento, Independiente volvió a adelantarse en el resultado. A los 17’, Silvio Romero profundizó por la derecha del área y, cuando recortó hacia el medio, el balón golpeó en la mano derecha de Ramón Arias, quien se arrojó al césped de manera imprudente.

El árbitro Patricio Loustau no exhibió dudas y señaló el punto del penal luego del movimiento del defensor visitante. El propio Romero con pasado en Lanús hizo que fuera en vano el esfuerzo de Torrico por evitar la caída de su valla e intercambió la ejecución por gol (2-1).

La escasa imaginación de San Lorenzo estuvo cerca de ser resuelta por una complicidad rival ya que, a los 19’, Pérez llevó a cabo un peligroso despeje desde la mitad de cancha en dirección a su arco y Campaña debió intervenir para imposibilitar el tanto en contra.

En la recta definitoria, a los 48’, se produjo un polémico capítulo: Sebastián Palacios disputó una pelota en una contra y culminó inmerso en una pelea con Coloccini. Por lo tanto, Loustau decidió expulsar a ambos antes de que el incidente se agravara.

Las modificaciones ofensivas y los desesperados arrebatos del conjunto de Boedo no impidieron el desenlace final: Independiente obtuvo los tres puntos y regresó a la victoria luego de cuatro presentaciones (tres derrotas y una igualdad). San Lorenzo hilvanó su cuarta caída seguida y la sexta en los últimos siete partidos.

Formaciones:

Independiente: Martín Campaña; Nicolás Figal, Alan Franco, Gastón Silva, Juan Sánchez Miño; Pablo Pérez (ST 24’ Nicolás Domingo), Lucas Romero, Andrés Roa (ST 19’ Domingo Blanco); Martín Benítez (ST 29’ Sebastián Palacios), Silvio Romero y Cecilio Domínguez. Entrenador: Fernando Berón.

San Lorenzo: Sebastián Torrico; Andrés Herrera, Santiago Vergini (ST 35’ Alexander Díaz), Fabricio Coloccini, Ramón Arias, Bruno Pittón; Óscar Romero (ST 37’ Nahuel Barrios), Gerónimo Poblete, Juan Ramirez; Ángel Romero y Adolfo Gaich (ST 17’ Nicolás Blandi). Entrenador: Diego Monarriz.

Goles: PT 43’ Silvio Romero (IND). ST 6’ Óscar Romero (SLO) y 17’ Silvio Romero -de penal- (IND).

Amonestados: PT 25’ Andrés Herrera (SLO) y 30’ Andrés Roa (IND). ST 7’ Óscar Romero (SLO), 7’ Pablo Pérez (IND), 9’ Ramón Arias (SLO), 21’ Martín Campaña (IND), 22’ Nicolás Figal (IND), 32’ Santiago Vergini (SLO) y 32’ Nicolás Domingo (IND).

Incidencias: ST 48’ Sebastián Palacios (IND) y Fabricio Coloccini (SLO) fueron expulsados por roja directa.

Árbitro: Patricio Loustau.

Estadio: Libertadores de América (Avellaneda).