Con lágrimas y ante 30.000 hinchas, comenzó la era Maradona en Gimnasia

Diego fue presentando como nuevo entrenador del Lobo en un inmenso marco de simpatizantes que colmaron el Bosque. Llanto, emoción, vuelta olímpica y la lucha por la permanencia. Empezó el trabajo.

Sólo un punto en cinco fechas de la Superliga. Dueño del último escalón en la tabla de los promedios y a 11 unidades de Colón y Banfield, los primeros equipos que se encuentran fuera de la zona de descenso. Desahuciados, los simpatizantes de Gimnasia de La Plata eran presos de la depresión futbolística que atravesó a la institución en el inicio de la temporada. Sin embargo, cuando la esperanza se marchitaba, su figura se vislumbró en el horizonte, como si se tratara de una especie de profeta que llegó con la tarea de aportar luz en la creciente oscuridad. Y así fue.

El arribo de Diego Armando Maradona, como nuevo entrenador del Lobo, logró que los fanáticos se olvidaran por unos días de la crisis deportiva en la que se hallan sumergidos. No en vano se asociaron más de 2.200 personas y otras 900 regularizaron su cuota social en un lapso de 72 horas.

1

La presentación oficial estuvo a la altura, e incluso superó, las expectativas generadas en la antesala: cerca de 30.000 hinchas y 700 periodistas acreditados de medios nacionales e internacionales fueron el marco de una jornada histórica para la institución en el Bosque.

Con lágrimas corriendo por su rostro en más de una ocasión, el astro argentino diálogo con sus nuevos dirigidos y comandó su primer entrenamiento a puertas abiertas ante la euforia del público que observaba con atención la práctica desde las tribunas o por la televisión en sus casas, ya sea en La Plata, Buenos Aires, Nápoles o cualquier rincón del mundo donde un maradoneano estuviera suelto.

2

Con una notoria emoción, luego de que los futbolistas realizaran una serie de ejercicios, el campeón del mundo en México 86 se colocó al enfrente de la tropa de jugadores y lideró una vuelta olímpica para saludar a los espectadores e intercambiar algunas palabras con la prensa antes de la conferencia de prensa que se llevó a cabo minutos más tarde en el Hotel Grand Brizo.

Pese a que el contrato remarca una vinculación laboral hasta junio de 2020, el momento clave para Pelusa será en marzo del próximo año, cuando finalice la Superliga y el destino del Tripero, que hoy no resulta alentador, esté sellado. La misión es compleja, pero no imposible, y para cumplirla contará con un cuerpo técnico conformado por los ayudantes de campo, Sebastián Méndez y Adrián González, el preparador físico Hernán Castex y el entrenador de arqueros Gastón Romero. El ciclo de Maradona ya comenzó y el Lobo comienza a mostrar las garras.