Leonardo Gil, el "nuevo Mascherano" que busca el Bologna

Emisarios de la institución italiana observaron la actuación del mediocampista de Rosario Central en la victoria ante River y estarían dispuestos a abonar cinco millones de euros para incorporarlo.

La situación económica que atraviesa Rosario Central le exige transferir a determinados futbolistas del actual plantel para poder solventar los gastos y reforzar posiciones específicas del equipo de Diego Cocca, que se encuentra comprometido con los promedios y sumergido en la disputa por permanecer en la Superliga la próxima temporada.

En este escenario, uno de los jugadores que podría ser vendido para comenzar a sanear el mapa financiero es Leonardo Gil, quien es pretendido por instituciones de la Major League Soccer y Turquía. En los últimos días, se incorporó el interés de otro club europeo: Bologna, que desea fortalecer el centro del campo para ascender de la 15° posición que ocupa actualmente en la Serie A.

Según informó el medio italiano Calciomercato, emisarios de la entidad de la región de Emilia-Romaña estuvieron presentes en el Monumental el pasado domingo y observaron en directo la actuación del Colo en la victoria ante River por la mínima diferencia en el marco de la fecha 13 de la Superliga (1-0).

El mencionado portal explicó que el oriundo de Río Gallegos es considerado el “nuevo Mascherano” por las similitudes en el estilo de juego de ambos. Además, aportó que las cualidades técnicas del mediocampista encajarían en el sistema táctico predilecto (4-2-3-1) del entrenador serbio, Sinisa Mihajlovic, quien en julio de este año reveló que está luchando contra la leucemia y se ausentó de algunos compromisos del certamen local para continuar con el tratamiento médico indicado.

Rosario pretendería recibir una cifra estimada en cinco millones de euros por el pase del ex Estudiantes de La Plata y Talleres, quien tiene contrato vigente hasta el 30 de junio de 2021. Los Rossoblu tienen conocimiento del costo que implicaría la adquisición y están dispuestos a realizar la inversión en el mercado de enero.

Luego de asegurar la compra de los servicios de Nicolás Domínguez, quien sigue a préstamo en Vélez, a Bologna aún le resta un cupo de extranjeros libre. Por lo tanto, también podría sumar a Gil, quien no posee pasaporte de la Unión Europea y cuenta con nacionalidad argentina y chilena.

"La verdad que me pone muy contento, estuve hablando con mi representante y me han venido a ver. Estoy feliz de que se fijen en mí, ojalá sea una linda oportunidad", admitió el centrocampista de 28 años.