Murió José Luis Brown, campeón del mundo en México 1986

Ex defensor falleció a los 62 años tras una extensa batalla contra el Alzheimer. Fue uno de los héroes de la Selección Argentina en la final ante Alemania en el Estadio Azteca. El fútbol está de luto.

El lunes por la noche falleció José Luis Brown a los 62 años en una clínica de La Plata. El Tata, quien se coronó campeón con la Selección Argentina en el Mundial de México 1986, tuvo una extensa batalla contra el Alzheimer, una enfermedad mental progresiva que tiene como síntomas básicos la pérdida de memoria, el deterioro intelectual y la desorientación temporal y espacial. La afección se le fue diagnosticada en 2017.

En enero de este año, debió ser internado como consecuencia de una serie de trastornos y un cuadro deshidratación aguda. Juan Ignacio, uno de sus hijos, fue el encargado de expresar de manera pública el estado de salud del ex defensor. Florencia, hija de uno de los pilares en el elenco de Carlos Salvador Bilardo, confesó meses atrás que su padre ya no la reconocía.

1

El oriundo de Ranchos, provincia de Buenos Aires, fue uno de los inolvidables héroes en la final de la Copa del Mundo del 86’ ante Alemania. En la definición que se disputó en el Estadio Azteca convirtió de cabeza el primer gol de la victoria 3-2. Aquel fue el único tanto que marcó en los 36 partidos que disputó en el combinado nacional.

En el encuentro se produjo un hecho que enalteció el coraje y el compromiso por la Albiceste que caracterizaron a su trayectoria: tras chocar con un futbolista alemán, sufrió una luxación en el hombro derecho y exigió continuar en el terreno de juego. Pese al insoportable dolor que padecía, que él mismo describió más tarde, le hizo dos agujeros a su camiseta para apoyar la mano, con el objetivo de mantener inmovilizado el brazo, y completó el duelo.

2

Comenzó su carrera en Estudiantes en 1975 y obtuvo dos títulos siendo el capitán del equipo: el Torneo Metropolitano de 1982 y el Torneo Nacional de 1983 bajo las órdenes de Bilardo. Ocho años después, fue transferido a Atlético Nacional de Colombia.

Luego, defendió con valentía la camiseta de Boca (1985), Deportivo Español (1986), Stade Brestois de Francia (1986-1988) y Real Murcia de España (1989). En su regreso al país, tras el periplo en Europa, se desempeñó en Racing (1989-1990).

Una vez que le puso punto final a su etapa como jugador, se abocó a la dirección técnica. Junto a su amigo y ex compañero, Nery Pumpido, comandó a Los Andes en 1995. En la siguiente temporada, se convirtió en uno de los ayudantes de campo de Bilardo en Boca. Siguió sumando experiencia en Almagro, donde formó una dupla de entrenadores con Héctor Henrique.

3

Además, acompañó a Sergio Batista, quien se emocionó al enterarse en un programa de televisión del fallecimiento de Brown, en la conquista de la medalla dorada de la Selección Sub 23 en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Luego, dirigió a la Sub 17 de Argentina, Atlético Rafaela, Ben Hur, Nueva Chicago, Blooming de Bolivia y Ferro Carril Oeste.

Uno de los mensajes de despedida más emotivos fue el de Diego Armando Maradona. “Te vamos a extrañar mucho, Tata. No sabés cuánto lo lamento, hermano. Los que disfrutamos de tu amistad, nunca te vamos a olvidar. Que descanses en paz”, escribió en su cuenta oficial de Instagram.

¿Cuál fue el último deseo del Tata? Ser sepultado en el country de Estudiantes, el club de sus amores y el lugar donde inició una exitoso ciclo como futbolista.