Nahuel Bustos, la estrella de Talleres que podría reforzar a River

El delantero cordobés es uno de los máximos goleadores de la Superliga, con ocho tantos en 15 partidos, y despertó el interés de Marcelo Gallardo. En el actual torneo, ya le convirtió al Millonario.

Nahuel Bustos se convirtió en sinónimo de gol en Córdoba. El irregular semestre de Talleres contrasta con el rendimiento del delantero, quien exhibió un crecimiento futbolístico con el transcurso de las fechas y con el incremento de su aporte en la red generó el interés de una de las instituciones de renombre en la Superliga.

River evalúa con detenimiento las actuaciones del atacante de 21 años, que se erigió como una pieza determinante en la estructura diseñada por el técnico uruguayo, Alexander Medina. Por lo tanto, el Millonario lo tendría en su nómina de prioridades para reforzar al plantel en el mercado de pases que se avecina.

Los desplazamientos laterales, el retroceso para colaborar en la elaboración de las acciones, la excelsa pegada de corta y larga distancia, y la velocidad que utiliza para obtener un rédito de los espacios son algunas de las cualidades del futbolista que seducen a Marcelo Gallardo, quien en las siguientes semanas confirmaría su continuidad en el cargo de entrenador.

En el elenco de Núñez consideran que encajaría en la filosofía que pregona el Muñeco en el terreno y lo vislumbran como una alternativa en caso de que sean transferidos Rafael Santos Borré, quien sería pretendido por Everton de Inglaterra, y Lucas Pratto.

Con ocho goles en 15 partidos, es el máximo artillero del certamen local junto a Borré y Silvio Romero. Una de sus conquistas la logró frente a River el pasado 25 de agosto, en la victoria 1-0 en el Monumental en el marco de la cuarta jornada.

Luego de haberse formado en las Divisiones Inferiores del conjunto de Barrio Jardín, debutó profesionalmente el 18 de junio de 2016 en el empate 1-1 ante Chacarita en la última fecha de la Primera B Nacional. En aquel compromiso, reemplazó a Nazareno Solís a los 43 minutos del segundo tiempo.

Después de haber participado de 15 cotejos en la máxima categoría, fue cedido en enero de 2019 a Pachuca. Sin embargo, sólo disputó ocho encuentros y convirtió un tanto en el triunfo 2-1 contra Atlante en la Copa México. En julio, regresó a Talleres y se transformó en una de las figuras del torneo.