El negocio que realizó Boca para adquirir el 50% restante de Wanchope Ábila

El Xeneize se convirtió en propietario de la totalidad del pase del delantero, quien firmó un nuevo contrato, luego de una extraña gestión con Huracán, que esperaba recibir una cifra mayor.

La transferencia de Darío Benedetto al Olympique de Marsella permitió que Ramón Ábila se erigiera como la principal referencia en el sector ofensivo de Boca. El rendimiento que exhibió y la cuota goleadora que aportó desde su arribó a inicios de 2018 propició que se adueñara de la emblemática camiseta número ‘9’ y, en especial, de la titularidad tras la salida del Pipa.

Como consecuencia de los méritos conseguidos, el club de La Ribera comenzó a analizar la posibilidad de adquirir el 50% restante del pase del delantero. En las últimas horas, el deseo se cristalizó y se convirtió en propietario de la totalidad de la ficha del atacante de 29 años, quien goza de una mejora salarial mientras continúa con la recuperación de una avulsión parcial en el aductor derecho de cara a los Superclásicos por las semifinales de la Copa Libertadores.

El Xeneize le abonó 1.950.000 dólares a Huracán por el porcentaje mencionado y, sumados a los 1.600.000 que le pagó con anterioridad, en total desembolsó 3.550.000. Sin embargo, el elenco de Parque Patricios había tazado al cordobés en 8.000.000.

La diferencia se debe a que Cruzeiro compró la mitad del pase de Wanchope, en junio de 2016, por 4.000.000. Pero, transcurrido un año, el equipo brasileño sólo había transferido 2.400.000. Daniel Angelici intervino en el conflicto: se hizo cargo de la deuda de la entidad de Belo Horizonte (1.600.000), a la que le brindó el préstamo del volante Alexis Messidoro, y obtuvo los servicios del futbolista, quien fue cedido hasta diciembre de 2017 al Globo.

La controversia se produjo cuando el presidente de Huracán, Alejandro Nadur, anunció que Boca contaba con una opción de compra de 4.000.000 por el otro 50%, o que le cedería la mitad del importe de una hipotética venta, y que contaba con el 31 de enero de 2020 para ejecutarla.

Lo cierto es que el Xeneize nunca tuvo un período estipulado y abonó una cifra menor ya que le dio la posibilidad al Quemero de que no le retribuyera los sueldos que percibió el jugador entre junio y diciembre de 2017 y no le impuso un plazo para saldar los 800.000 dólares correspondientes al 25% de los derechos de Andrés Chávez.