La nueva y millonaria cláusula de rescisión de Sebastián Villa en Boca

Luego de las salidas de futbolistas importantes del plantel, el Xeneize actualizó el contrato del extremo colombiano y aumentó la opción de salida estipulada en el vínculo.

El segundo período de la gestión de Daniel Angelici en la presidencia de Boca se caracterizó por defender el patrimonio de la institución de los capitales extranjeros. Con el transcurso de los años, el máximo dirigente se propuso blindar a los futbolistas más importantes del plantel para evitar que emigraran ante la primera oferta seductora.

Luego de un mercado de pases con movimientos en el rubro de llegadas y salidas, el Xeneize comenzó el operativo para reforzar los contratos de los actuales pilares del equipo de Gustavo Alfaro. El turno fue para Sebastián Villa, a quien le actualizaron el vínculo y le aumentaron la cláusula de rescisión a 30 millones de dólares.

El colombiano percibió una mejora en su salario anual, pero no se produjo una extensión en la relación laboral (continúa siendo hasta el 30 de junio del 2023). La renovación se llevó a cabo ya que durante el receso el extremo estuvo en la órbita del Betis de España y del Stade Brestois, recién ascendido a la Ligue 1 de Francia.

También existió la posibilidad de que el jugador surgido en las divisiones inferiores de Deportes Tolima ingresara como parte de pago en la negociación con el Monterrey de México por el pase de Maximiliano Meza. Sin embargo, la gestión por el ex volante Independiente claudicó con el paso de los días.

Jan Hurtado, una de las cuatro incorporaciones para la nueva temporada, también fue asegurado con una opción de salida que asciende a los 20 millones de dólares. Mientras que, a Eduardo Salvio, no le incluyeron un importe con el que un club podría adquirirlo de manera unilateral.

Tres futbolistas que se marcharon a diferentes rumbos poseían cláusulas elevadas: Cristian Pavón (US$50.000.000), Nahitan Nández (US$25.000.000) y Darío Benedetto (US$21.000.000). Lo curioso es que todos partieron por una cifra menor a la estipulada en sus respectivos contratos.

Villa se ganó un lugar importante en la consideración de Alfaro y, en el primer semestre de este año, relegó a Kichán al banco de los suplentes. El arribo de Salvio lo marginaría de la alineación titular y deberá luchar por un puesto.