Con nueve futbolistas, Racing logró un triunfo histórico ante Independiente

La Academia sufrió las expulsiones de Arias y Sigali, pero en una hazaña memorable ganó 1-0 en el clásico de Avellaneda con el gol de Díaz. En el Rojo, Domínguez y Lucas Romero recibieron la roja.

En el Cilindro, en el marco de la fecha 19 de la Superliga, Racing protagonizó una gesta histórica y, tras sufrir las expulsiones de dos futbolistas, se puso en ventaja en el marcador, sobrevivió a un polémico desenlace y derrotó 1-0 a Independiente en una nueva edición del clásico de Avellaneda.

Lucas Pusineri tuvo que realizar una modificación obligada en la antesala al compromiso, lo cual le impidió emular la formación con la que el Rojo derrotó con contundencia a Rosario Central en la jornada anterior: Alexander Barboza padece un cuadro de vómitos y debió cederle su lugar en la alineación al juvenil Sergio Barreto, de 20 años.

La Academia sustentó el control territorial que ejerció en el comienzo del partido en las sociedades que formó con frecuencia en el mediocampo: Marcelo Díaz se erigió como el eje en las salidas terrestres y localizó de manera recurrente a Leonel Miranda, quien se posicionó unos metros por delante para gozar del respaldo de Matías Rojas.

1

El circuito de pases del elenco dirigido por Sebastián Beccacece contó con una cuota de oxigenación en el sector derecho, donde Rojas e Iván Pillud participaban como eslabones extras en la gestación del juego y Walter Montoya permanecía sumergido en un romance con el extremo que era defendido por Juan Sánchez Miño.

El alentador inicio del dueño de casa derivó en la primera aproximación de peligro del encuentro. A los 10 minutos, Rojas se encargó de la ejecución de un tiro libre lejano desde la derecha y con un remate con potencia exigió la intervención de Martín Campaña, quien despejó el disparo hacia el córner.

Independiente resistió el asedio al que fue sometido, pero exhibió dificultades para adueñarse de la posesión del balón. La ruta primaria de escape consistió en localizar con envíos directos a Leandro Fernández, que se recostaba sobre la izquierda y coqueteó con la inauguración del resultado.

2

A los 16’, el delantero recibió la pelota en el perímetro izquierdo del área, desairó con un amago a Leonardo Sigali y, luego de orientarse hacia el centro para culminar la acción con su perfil predilecto, remató con vehemencia y el tiro se marchó a instancias del poste derecho de la valla defendida por Gabriel Arias.

Racing utilizó el monopolio de la tenencia del balón para construir los ataques con paciencia hasta hallar un resquicio o generar descoordinaciones defensivas en el rival. Desde esa fórmula, a los 22’, llevó a cabo una sucesión de pases desde la izquierda hasta la derecha, donde Montoya profundizó y ensayó un disparo que impactó en el travesaño.

En el epílogo de la primera etapa, Racing se encontró con un obstáculo inesperado en el camino. A los 39’, luego de un ataque infructífero de la Academia, Independiente desarrolló un contragolpe, Rojas interceptó a Lucas Romero, pero la pelota cayó en los pies de Cecilio Domínguez, quien remató desde media distancia y Arias, que abandonó el área de manera apresurada, bloqueó el remate con la mano derecha.

3

Como consecuencia, el árbitro Patricio Loustau sancionó el arquero con roja directa y no dio lugar a los reclamos de los futbolistas locales. De inmediato, Beccacece prescindió de David Barbona y determinó el ingreso de Javier Garcia para defender el arco.

En el inicio del complemento, el escenario de Racing se volvió desolador. Luego del saque desde el círculo central, Sánchez Miño lanzó un envío frontal desde su propio campo y Sigali golpeó con el codo a Fernández en la disputa aérea. En una decisión precipitada, Loustau expulsó al defensor y desató acaloradas protestas.

Desde la infracción cometida por el zaguero, Sánchez Miño ejecutó un disparo que se estrelló en la barrera, pero capturó el rebote y con una volea exigió la reacción de García, que comenzó a observar como su equipo defendía cada vez más cerca de su posición.

La escasa cantidad de piezas en el rompecabezas conllevó a que Beccacece optara por la entrada de Mauricio Martínez, en lugar de Rojas, para rearmar la línea de cuatro defensores. En la agravada inferioridad numérica, Racing se replegó a instancias de su área y solo obtuvo oxígeno cuando Lisandro López (luego Darío Cvitanich) protegía el balón y generaba reiteradas faltas, las cuales le permitían a su elenco adelantarse en el terreno.

4{

El Rojo ejerció un control geográfico y nutrió el sector ofensivo con los ingresos del juvenil Braian Martínez, quien aportó desequilibrio, y el colombiano Andrés Roa. Sin embargo, presentó dificultades para obtener un rédito de los dos futbolistas de más y contó con agravados problemas para crear espacios que le permitieran culminar las jugadas con ventaja.

En este escenario, abusó de los centros y se encontró con los constantes despejes de Nery Domínguez y Mauricio Martínez. Por lo tanto, buscó variantes y encontró una ruta alternativa en los pies de Braian Romero. A los 30’, el extremo filtró un pase desde larga distancia que localizó a Fernández, quien trazó una diagonal desde el centro a la derecha y su remate fue detenido por García.

En el ocaso del enfrentamiento, en una acción milagrosa, Racing confrontó el destino y las adversidades con un espíritu inquebrantable y una actitud prodigiosa. A los 41’, Cvitanich soportó un marcaje desde atrás y descargó con Montoya, quien remató sin ángulo y un rebote favoreció al delantero, que lanzó un centro raso hacia atrás y, luego de que Miranda dejara pasar el balón, Díaz apareció por sorpresa y finalizó la maniobra con un disparo preciso que estableció el 1-0.

La desesperación de Independiente, que se obnubiló por el apremio que implicaba el transcurso del cronómetro, generó una búsqueda con más ímpetu que inteligencia. A los 43’, cuando el Rojo debía ejecutar un córner, García retuvo la pelota y recibió un golpe de Domínguez, quien fue expulsado en un desenlace polémico.

En el final, Lucas Romero recibió la segunda tarjeta amarilla tras una pelea con Cvitanich y Loustau le mostró la roja. Como consecuencia, ambos culminaron con nueve futbolistas, pero el desenlace no se modificó y Racing consiguió un triunfo histórico, que implicó la primera victoria en el ciclo de Beccacece.

Formaciones:

Racing: Gabriel Arias; Iván Pillud, Nery Domínguez, Leonardo Sigali, Eugenio Mena; Walter Montoya, Leonel Miranda, Marcelo Díaz, Matías Rojas (ST 4’ Mauricio Martínez); David Barbona (PT 42’ Javier García) y Lisandro López (ST 23’ Darío Cvitanich). Entrenador: Sebastián Beccacece.

Independiente: Martín Campaña; Fabricio Bustos (ST 20’ Brian Martínez), Alan Franco, Sergio Barreto, Juan Sánchez Miño (ST 6’ Thomas Ortega); Braian Romero, Lucas Romero, Domingo Blanco (ST 32’ Andrés Roa), Cecilio Domínguez; Leandro Fernández y Silvio Romero. Entrenador: Lucas Pusineri.

Gol: ST 41’ Marcelo Díaz (RAC).

Amonestados: PT 32’ Juan Sánchez Miño (IND). ST 7’ Fabricio Bustos (IND), 15’ Lucas Romero (IND), 32’ Alan Franco (IND), 43’ Mauricio Martínez (RAC), 51’ Darío Cvitanich (RAC) y 52’ Lucas Romero (IND).

Incidencias: PT 41’ Gabriel Arias fue expulsado por roja directa (RAC). ST 1’ Leonardo Sigali fue expulsado por roja directa (RAC), 44’ Cecilio Domínguez fue expulsado por roja directa (IND) y 52’ Lucas Romero fue expulsado por roja directa (IND).

Estadio: Presidente Perón (Cilindro).

Árbitro: Patricio Loustau.