Pablo Pérez y Martín Campaña podrían irse de Independiente

El Rojo necesita equilibrar sus finanzas y analiza desprenderse de algunos futbolistas que cuentan con un sueldo elevado. En este escenario, el volante y el arquero poseen ofertas para marcharse.

La situación económica que atraviesa Independiente no le brinda un amplio margen para realizar inversiones en refuerzos. De hecho, los directivos de la institución son conscientes de que algunos futbolistas deberán marcharse al culminar el año para equilibrar las finanzas y no contraer mayores deudas.

Luego de la salida de Sebastián Beccacece, quien sólo permaneció al frente del plantel durante 16 partidos, los integrantes de la Comisión Directiva analizan mantener en el cargo de entrenador al interino Fernando Berón, quien logró que el equipo obtuviera resultados positivos y se adaptaría a un presupuesto más austero, que incluiría la partida de jugadores de renombre.

1

En este escenario, Cecilio Domínguez expresó públicamente que se encuentra dispuesto a analizar propuestas para irse del club en enero. Sin embargo, en las últimas horas, se incrementaron las posibilidades de que sean transferidos dos intérpretes titulares y con injerencia en el vestuario: Pablo Pérez y Martín Campaña.

El futuro del volante de 34 años, quien arribó a inicios de este año procedente de Boca, podría estar nuevamente en Newell’s, donde actuó en dos ciclos diferentes. El vicepresidente de la Lepra, Cristian D’Amico, expresó en diálogo con La Oral Deportiva, programa de Radio La Red, que les interesa incorporar al mediocampista en el próximo mercado de pases ya que lo consideran un ídolo.

2

En junio, el entrenador de la entidad rosarina, Frank Darío Kudelka, se comunicó con el ex Málaga y le manifestó su intención de volver a dirigirlo, tras haberlo hecho en Unión de Santa Fe. Por entonces, el pase no se consumó, pero el panorama que se avecina es diferente: Pérez no forzaría su salida, ya que tiene contrato hasta junio de 2020, pero los directivos podrían liberarlo debido a que cuenta con uno de los sueldos más onerosos.

El arquero, por su parte, fue pretendido por diferentes elencos desde la conquista de la Copa Sudamericana en 2017. Incluso, a principios de 2019, ingresó en la órbita del Santos de Jorge Sampaoli, pero la negociación no prosperó y siguió en el Rojo, donde luce el brazalete de capitán.

De todas maneras, el uruguayo, quien se desempeñó desde el comienzo en el reciente amistoso de su selección ante Argentina, es consciente de que por su edad (30 años) le restan escasas posibilidades para realizar una diferencia económica y podría armar las valijas para emigrar al Cruz Azul de México, que en los próximos días empezará las gestiones oficiales para sumarlo.