En un partido polémico, Racing venció a Huracán y se sumó a la pelea

En condición de local, la Academia se impuso 1-0 por el gol de Nicolás Reniero y continúa escalando posiciones. En el final, fueron expulsados en la misma jugada Carlos Araujo y Lucas Merolla.

En el Cilindro, en el marco de la fecha 13 de la Superliga, Racing derrotó 1-0 a Huracán en un enfrentamiento polémico, en el cual el Globo finalizó con dos futbolistas menos. De esta manera, el actual campeón del certamen escaló posiciones en la tabla y se consolidó en la disputa por el título.

La Academia, con el impulso anímico que le brindó actuar en su estadio y contar con el apoyo multitudinario de sus simpatizantes, adoptó un rol protagonista desde los primeros compases del partido a partir del monopolio de la posesión.

1

Gozando del porcentaje mayoritario de la tenencia de la pelota, los dirigidos por Eduardo Coudet intentaron generar amplitud en el campo con el objetivo de utilizar los sectores externos del terreno como carriles para progresar y desequilibrar.

En este sentido, David Barbona abandonó con frecuencia la zona derecha del mediocampo para centralizarse con una doble intención: asociarse en la medular con Matías Rojas y Matías Zaracho, y crear un callejón lateral, el cual permitió las constantes proyecciones de Iván Pillud, quien se ofreció de manera permanente como opción de descarga para los ataques.

2

El control territorial del elenco de Avellaneda casi obtiene una recompensa prematura. Cuando sólo transcurrían cinco minutos del compromiso, Rojas ejecutó un tiro libre y Lisandro López asistió a Zaracho, que empujó el balón al fondo de la red. Pero el gol fue anulado ya que Licha se encontraba en off side.

El Globo, como contrapartida, se replegó por detrás de la mitad de la cancha con dos líneas compuestas por cuatro futbolistas cada una. La superpoblación y la coordinación entre los componentes derivó en que mantuviera inmaculado el orden defensivo sin demasiados inconvenientes.

Una vez que ingresaba en la faceta ofensiva, el equipo conducido por Néstor Apuzzo intentó efectuar transiciones veloces para tomar mal posicionada a la defensa rival y hallar a sus dos delanteros, Lucas Barrios y Fernando Coniglio, en duelos individuales con Nery Domínguez y Lucas Orban. Sin embargo, sólo consiguió inquietar con una intervención de Rodrigo Gómez, quien disparó desde una falta de media distancia y exigió la reacción de Gabriel Arias.

3

En el complemento, Racing continuó ejerciendo un dominio geográfico, pero sufrió inconvenientes similares para profundizar y abastecer a sus atacantes. La escasa imaginación de sus volantes para detectar las zonas de acción más favorables para orientar las acciones conllevó en que exhibiera síntomas de apremio y abusara de envíos aéreos que fueron desactivados de manera recurrente por Saúl Salcedo y Lucas Merolla.

En este escenario, López retrocedió varios metros con frecuencia para huir del marcaje de los zagueros centrales y ubicarse en los espacios libres a las espaldas de los centrocampistas contrarios, Mariano Bareiro y Mauro Bogado, para recibir con más comodidades.

Las jugadas detenidas a favor se convirtieron en el medio primario por el cual la visita amenazó. A los 10’, tras un córner derecho de Gómez, Merolla superó en el duelo a Marcelo Díaz y conectó de cabeza, pero Arias evitó la caída de su valla con una intervención milagrosa. En el rebote, Coniglio convirtió, pero el árbitro Fernando Rapallini no convalidó el gol por una infracción previa de Barrios.

4

A los 28’, el conjunto de Parque Patricios desaprovechó una nueva ocasión para culminar con la paridad reinante. Luego de un pase raso de Gómez desde el círculo central, el ingresado Juan Vieyra se dirigió hacia el arco en soledad y, tras realizar un amago, definió defectuosamente en el perímetro del área y Arias volvió a impedir la conquista.

Sólo unos minutos más tarde, a los 31’, la réplica del dueño de casa fue letal. Tras un centro de Barbona, Darío Cvitanich impactó y obligó la atajada de Antony Silva y, en el rebote que brindó el arquero paraguayo, Nicolás Reniero remató de cabeza en el área chica y estableció el 1-0.

En el ocaso del cotejo, se produjo un capítulo polémico que derivó en las expulsiones de dos futbolistas de Huracán. A los 42’, tras un forcejeo entre Salcedo y Cvitanich, Carlos Araujo pisó al ex delantero de Banfield y recibió la tarjeta roja. Como consecuencia, los jugadores visitantes desataron una vehemente protesta, en la que Merolla empujó a Reniero y también debió irse al vestuario antes de tiempo.

Racing resistió los últimos arrebatos del Globo, que buscó el agónico empate con reiterados centros, y regresó a la victoria luego de dos empates (ante Banfield y Patronato). Con los tres puntos, alcanzó las 24 unidades y se instaló en los puestos de vanguardia del certamen. Huracán, por su parte, cosechó su segunda derrota consecutiva y acumula tres encuentros sin triunfos.

Formaciones:

Racing: Gabriel Arias; Iván Pillud, Nery Domínguez, Lucas Orban, Eugenio Mena; Marcelo Díaz; David Barbona, Matías Zaracho (ST 20’ Darío Cvitanich), Matías Rojas; Jonatan Cristaldo (ST 16’ Nicolás Reniero) y Lisandro López (ST 36’ Mauricio Martínez). Entrenador: Eduardo Coudet.

Huracán: Antony Silva; Carlos Araujo, Saúl Salcedo, Lucas Merolla, César Ibáñez; Lorenzo Faravelli (ST 33’ Nicolás Cordero), Mauro Bogado, Mariano Bareiro, Rodrigo Gómez; Lucas Barrios y Fernando Coniglio (ST 21’ Juan Vieyra). Entrenador: Néstor Apuzzo.

Goles: ST 31’ Nicolás Reniero (RAC).

Amonestados: PT 31’ Mauro Bogado (HUR), 34’ Lucas Orban (RAC), 42’ César Ibáñez (HUR) y 46’ Matías Rojas (RAC). ST 25’ Carlos Araujo (HUR), 30’ Lucas Merolla (HUR), 35’ Marcelo Díaz (RAC), 38’ Rodrigo Gómez (HUR) y 48’ David Barbona (RAC).

Incidencias: ST 42’ Carlos Araujo y Lucas Merolla fueron expulsados por roja directa (HUR).

Árbitro: Fernando Rapallini.

Estadio: Cilindro (Avellaneda).