¿Qué pasó? Barcelona negó haber contactado a Marcelo Gallardo

La irregular actualidad del Culé al mando de Ernesto Valverde estableció como posible reemplazante del entrenador español al técnico de River. Desde Cataluña, se manifestaron acerca de la noticia.

Barcelona se encuentra a un extenso camino de distancia del destacado presente que vislumbró en el mercado de pases, cuando invirtió 255 millones de euros para contratar a figuras del nivel de Antoine Griezmann y Frenkie de Jong, entre otras.

El complejo inicio de temporada desvió al Culé hacia una ruta sinuosa en la que obtuvo resultados irregulares que comenzaron a alzar voces contra Ernesto Valverde. Mientras el entrenador es observado con recelo por los simpatizantes, un argentino fue mencionado como su hipotético reemplazante.

Según informó TNT Sports, Marcelo Gallardo sería el principal candidato para asumir las riendas del elenco blaugrana, en caso de que el cargo en la dirección técnica quedase vacante. Pese a que la noticia suscitó preocupación en River, desde España se encargaron de transmitir tranquilidad de inmediato.

1

El diario catalán Sport se comunicó con directivos de la institución que marcha en la cuarta posición en La Liga y fueron los responsables de desmentir las versiones que aseguraban que se produjo un contacto con el Muñeco y su representante.

El técnico del Millonario, cuyo contrato culmina en 2021, fue vinculado anteriormente con Olympique de Marsella, Monaco, donde actuó como futbolista entre 2000 y 2003, y la Selección Argentina. Sin embargo, siempre optó por continuar en la entidad de Núñez, en la que acumula 10 títulos en cinco años de gestión y es el más ganador en la historia del club.

El principal argumento por el cual Gallardo ingresaba en la órbita del Barsa era la presencia de Lionel Messi, quien en los premios The Best lo votó como el tercer mejor entrenador del mundo en la pasada campaña, por detrás de Pep Guardiola (Manchester City) y Mauricio Pochettino (Tottenham Hotspur).

En la actualidad, se halla inmerso en un momento determinante para cumplir con los objetivos de River en 2019. Luego de derrotar 2-0 a Boca en la semifinal de ida de la Copa Libertadores, empieza a diseñar la estrategia para culminar la clasificación a la final del certamen continental, en el que defiende la corona conseguida en el Santiago Bernabéu tras vencer al Xeneize en diciembre de 2018.