Pol Fernández se convertiría en la primera incorporación del Boca de Russo

Luego de que Juan Román Riquelme se comunicara con el volante, el Xeneize habría logrado un acuerdo con Cruz Azul para repatriar al futbolista de 28 años a préstamo y con opción de compra.

El mercado de pases de Boca en el rubro de las incorporaciones avanzó más lento de lo previsto por la Comisión Directiva encabezada por el presidente Jorge Amor Ameal como consecuencia de la situación financiera que atraviesa la Argentina, donde la cotización del dólar dificulta las operaciones que lleva a cabo la institución.

Luego de que Daniele De Rossi anunciara su retiro, y mientras Nicolás Capaldo se encuentra afectado a la Selección Argentina Sub 23 ya que disputará el Torneo Preolímpico en Colombia, los dirigentes consideran necesario apuntalar el mediocampo, donde también podría producirse la transferencia de Agustín Almendra a Inter Miami de la Major League Soccer.

1

En este escenario, el Xeneize centró su atención en un futbolista y, en las próximas horas, podría sellar al primer refuerzo en la era de Miguel Ángel Russo. El club de La Ribera habría logrado un acuerdo con Cruz Azul para adquirir los servicios de Guillermo Fernández a préstamo por un año y con opción de compra.

Pese a que Racing pretendía volver a contar con el volante, el llamado del vicepresidente segundo de Boca, Juan Román Riquelme, generó que el mediocampista de 28 años decidiera regresar al elenco donde realizó las Divisiones Inferiores e hizo su debut como profesional, con el ex enganche como compañero de plantel, en la victoria 2-0 ante Central Córdoba de Rosario por los 16avos de final de la Copa Argentina el 29 de febrero de 2012.

2

Luego de hacer su presentación en Primera División bajo la dirección técnica de Julio César Falcioni, no fue prioridad para Carlos Bianchi y fue cedido a Rosario Central, Atlético Rafaela y Godoy Cruz, que compró su pase por 1.350.000 euros.

En agosto de 2018, tras ingresar en la consideración de River, Pol comenzó su ciclo en Racing. Después de haberse proclamado campeón de la Superliga 2018/19, erigiéndose como una pieza importante en la estructura diseñada por Eduardo Coudet, emigró a la Máquina Cementera, que abonó 4.430.000 euros por su ficha.

En su primer semestre en la entidad de México, no gozó de demasiada continuidad y disputó 17 partidos, en los que sólo inició como titular en cuatro ocasiones y contabilizó 542 minutos de juego. Además, no consiguió convertir ningún gol.