Los puntajes de River en el Superclásico

Ignacio Fernández y Milton Casco fueron los futbolistas más desequilibrantes en el equipo de Marcelo Gallardo. Franco Armani respondió de manera correcta en las dos ocasiones en las que fue exigido.

Franco Armani (6): En las pocas oportunidades en las que fue exigido, respondió y bloqueó un remate de Alexis Mac Allister y otro de Carlos Tevez. Una vez más, transmitió tranquilidad a sus compañeros.

Gonzalo Montiel (5): No se proyectó con frecuencia al ataque y en defensa cumplió marcando de manera correcta a Alexis Mac Allister, mientras el volante se recostaba sobre el sector izquierdo, y a Jan Hurtado, cuando el venezolano se desplazaba hacia ese extremo.

Paulo Díaz (6): No tuvo demasiada tarea ante el planteo conservador de Boca. Se impuso contra Hurtado en los duelos aéreos y terrestres. Dejó una buena impresión en su segundo partido con el Millonario.

Lucas Martínez Quarta (5): Al igual que su compañero en la zaga, no contó con mucho trabajo. En el segundo tiempo, un defectuoso despeje suyo propició un remate peligroso de Mac Allister. Desperdició dos chances para inaugurar el resultado.

Milton Casco (6,5): Fue uno de los principales factores de desequilibrio en ataque con sus constantes proyecciones, que complicaban a Marcelo Weigandt. Inquietó con las asociaciones que creó con Ignacio Fernández y Nicolás De La Cruz. En defensa, limitó las intervenciones de Sebastián Villa en el complemento.

Ignacio Fernández (7): No fijó su posición y se desplazó por derecha e izquierda consiguiendo desbordar en ambas bandas. Al no brindarle referencias a sus marcadores, recibió la pelota en libertad con frecuencia y era uno de los motivos por los que su equipo podía profundizar los ataques. Fue una amenaza explotando los callejones centrales que le permitían arribar al área por sorpresa.

Enzo Pérez (5): No logró librarse de la presión de Nicolás Capaldo, lo cual derivó en que no influyera en el circuito de juego. Estuvo muy preciso en los pases. Fue amonestado en la etapa inicial y pudo haber sido expulsado en la segunda parte.

Exequiel Palacios (4,5): No se acopló a la construcción de los ataques y tampoco exhibió su voluntad por llegar al área para finalizar las jugadas. Fue reemplazado por Cristian Ferreira.

Nicolás De La Cruz (6): En los compases iniciales, fue el futbolista más desequilibrante y desairó, más de una vez, a Weigandt. Cuando River realizaba contragolpes, su agilidad y velocidad mental fueron determinantes.

Lucas Pratto (4,5): No tuvo injerencia en el sector ofensivo y fue superado en los enfrentamientos aéreos por Carlos Izquierdoz. Fue sustituido por Matías Suárez.

Rafael Santos Borré (5): De manera esporádica, se libró de la presión de los zagueros y, cuando lo logró, fue importante. Tuvo una chance clara en el área chica, pero su tiro se fue por encima del travesaño.  

Matías Suárez (5): Sus movimientos y velocidad oxigenaron el sector ofensivo del elenco de Marcelo Gallardo. Buscó ser directo y, en una maniobra individual frente a Weigandt, ensayó un disparo que fue desviado por el defensor y obligó la reacción de Esteban Andrada.

Cristian Ferreira (5): Entró a los 31’ del segundo tiempo y se recostó sobre la izquierda. Ejecutó un tiro libre lejano, al cual le imprimió potencia, y se marchó a instancias del poste derecho.

Ignacio Scocco (-): Sólo disputó los últimos ocho minutos.