Racing amargó el debut de Diego Maradona y derrotó 2-1 a Gimnasia

En el Bosque, el Lobo exhibió buenas intenciones desde lo táctico y lo anímico en el estreno del Diez, pero no fue suficiente: cayó ante la Academia y continúa muy comprometido con los promedios.

Racing se erigió como el verdugo de Diego Armando Maradona. En condición de visitante, en el marco de la sexta fecha de la Superliga, se impuso 2-1, agravó la crisis deportiva de Gimnasia de La Plata y amargó el estreno del Diez.

El Lobo recibió una habilitación especial de la Aprevide para utilizar toda la capacidad del estadio Juan Carmelo Zerillo, conocido popularmente como el Bosque, y los simpatizantes no defraudaron en una jornada histórica para la institución y el fútbol argentino. Luego de 24 años sin dirigir en el certamen local, Pelusa realizó su debut como entrenador del club ante la expectante mirada de 24.526 espectadores, que lo recibieron con cánticos ensordecedores y una visible emoción.

Gimnasia exhibió la estrategia diseñada durante la semana desde los compases iniciales del partido. El plan organizado por el flamante técnico consistió en ejercer una presión elevada en los sectores donde la Academia empezaba la construcción del juego para forzar errores en la salida.

La intención del local era quitar y efectuar ataques directos, en pocos metros, explotando la velocidad de Horacio Tijanovich y Maximiliano Comba. Sin embargo, el apremio con el que desarrolló las jugadas le impidió inquietar con mayor frecuencia.

El elenco de Eduardo Coudet buscaba circular la pelota con extremada paciencia, procurando no cometer errores en una zona comprometedora. El escaso margen de maniobra del que gozaban los receptores del mediocampo obligó, en más de una oportunidad, que los marcadores centrales condujeran por el campo.

1

Luego de que ninguno lograra adueñarse del desarrollo del encuentro, el dueño de casa aplicó un breve dominio promediando el primer tiempo y generó dos aproximaciones de peligro. Cuando transcurrían los 30 minutos, Víctor Ayala ejecutó un tiro libre desde larga distancia y obligó la reacción de Gabriel Arias, que desvió el remate hacia el córner.

Desde ese tiro de esquina, Pablo Velázquez cabeceó dentro del área y, a partir de la misma vía, Leonardo Morales culminó la acción y, una vez más, el arquero intervino para evitar la caída de su valla.

El visitante escapó del asedio con facilidad y, a los 36’, inauguró el resultado en la primera ocasión que creó. Luego de un córner desde la izquierda de David Barbona, Diego González conectó de cabeza en el punto del penal, la pelota se escurrió entre las piernas de Alexis Martín Arias y el mediocampista estableció el 1-0.

2

En el comienzo del complemento, Racing desperdició una chance para extender la diferencia. A los 4’, tras un tiro libre en ataque a favor del Tripero, Matías Zaracho comandó un contragolpe y habilitó a Barbona, quien ensayó un disparo desde el perímetro del área que se estrelló en el travesaño.

Luego de superar el momento de zozobra, el equipo de La Plata alcanzó el ansiado empate a los 8’. Morales lanzó un centro a la carrera desde la derecha y Matías García, quien derrotó en el duelo aéreo a Iván Pillud, marcó el 1-1 de cabeza.

3

Sin embargo, la euforia que desató el gol en las tribunas y en el banco local, se transformó en desazón un minuto más tarde. A los 9’, tras un remate de Barbona que se desvió en Lucas Licht, Zaracho capitalizó el rebote y firmó el 2-1 con un tiro en el área chica ante la desesperada salida de Martín Arias, quien no pudo evitar la conquista.

Con la necesidad de conseguir la igualdad, Maradona apostó por los ingresos de los delanteros Claudio Paul Spinelli y Jesús Vargas, que reemplazaron a Velázquez y Comba, respectivamente, para oxigenar el sector ofensivo.

4

Como contrapartida, Coudet se decantó por la entrada de Lucas Orban, en lugar de Barbona, para conformar una línea de cinco defensores con la intención de que los intentos aéreos del Lobo no fueran fructíferos.

Los arrebatos ofensivos del local consistieron en acciones aisladas y desesperadas. Un cabezazo desviado de Spinelli y un disparo desde la medialuna de Mussis que se marchó por encima del travesaño, fueron las aproximaciones más rutilantes que desperdició. En la última acción del cotejo, García recibió en soledad dentro del área y sacó un tiro que se fue por arriba del arco de Arias.

Pese a exhibir una deslucida actuación, Racing obtuvo su segundo triunfo consecutivo en la Superliga, donde defiende del título, tras un arranque con resultados irregulares. En Gimnasia, el efecto anímico que implicó el arribo del Diez no fue suficiente y continúa sumergido en la tabla de los promedios y del certamen local, donde aún no ganó.

Formaciones:

Gimnasia: Alexis Martín Arias; Leonardo Morales, Manuel Guanini, Marco Torsiglieri, Lucas Licht; Maximiliano Comba (ST 23’ Jesús Vargas), Franco Mussis (ST 36’ Brahian Alemán), Víctor Ayala, Matías García; Horacio Tijanovich y Pablo Velázquez (ST 17’ Claudio Paul Spinelli). Entrenador: Diego Armando Maradona.

Racing: Gabriel Arias; Iván Pillud, Leonardo Sigali, Alejandro Donatti, Eugenio Mena; Nery Domínguez; David Barbona (ST 30’ Lucas Orban), Matías Zaracho, Diego González (ST 18’ Walter Montoya); Darío Cvitanich y Lisandro López (ST 39’ Matías Rojas). Entrenador: Eduardo Coudet.

Goles: PT 36’ Diego González (RAC). ST 8’ Matías García (GIM) y 9’ Matías Zaracho (RAC).

Amonestados: PT 21’ Marco Torsiglieri (GIM), 29’ Leonardo Sigali (RAC) y 37’ Horacio Tijanovich (GIM). ST 12’ Alejandro Donatti y Diego González (RAC), 28’ Matías Zaracho (RAC) y 34’ Manuel Guanini (GIM).

Árbitro: Diego Abal.

Estadio: Juan Carmelo Zerillo (El Bosque).