Ramón Ábila y su familia recibieron amenazas de muerte

El alarmante episodio se habría producido el domingo por la noche y el delantero realizó de inmediato la denuncia. Sus padres se encuentran bajo custodia policial en Córdoba.

Ramón Ábila atraviesa un complejo presente. La nueva lesión que padeció lo mantiene en vilo de cara a la semifinal de vuelta de la Copa Libertadores ante River. Sin embargo, en las últimas horas, sufrió un episodio aún más aterrador: fue amenazado de muerte.

El delantero habría recibido el llamado de manera directa el domingo por la noche, cuando Boca derrotó a Defensa y Justicia por la mínima diferencia, y le brindaron detalles acerca del domicilio y la rutina diaria de movimientos que realizan su antigua pareja y su hijo.

Por ese motivo, ante el espeluznante capítulo que tuvo lugar, Wanchope habría efectuado de inmediato la denuncia policial. La historia se volvió aún más preocupante cuando fue alertado de que integrantes de su familia experimentaron una historia similar.

1

Los padres del atacante, quienes residen en el barrio de Remedios de Escalada, que pertenece a la provincia de Córdoba, también fueron víctimas del delito de amenazas. Según informó el diario Olé, Gloria, la madre del futbolista, fue quien habría atendido y oyó una voz que le expresó que podían secuestrar a su esposo a cambio de una suma de dinero.

A raíz del conflicto, el Juzgado Nº1 de Córdoba le dio intervención al fiscal Enrique Senestrari, quien determinó la custodia de la Policia Federal para garantizar la seguridad de los implicados y resguardar la tranquilidad de los más allegados.

2

Luego de permanecer un mes inactivo, tras ser afectado por una avulsión parcial en el aductor derecho en la revancha de los cuartos de final frente a Liga de Quito, Ábila culminó el entrenamiento del pasado sábado con una molestia en el sóleo izquierdo que lo marginó de la convocatoria para el encuentro con el Halcón en Florencio Varela.

El nuevo inconveniente le impedirá trabajar con normalidad en las próximas semanas y es una seria duda para el segundo duelo con River en La Bombonera, que se disputará el martes de 22 de octubre. En caso de ser de la partida en el enfrentamiento, donde el Xeneize deberá revertir el 0-2 de la ida, no se encontrará en óptimas condiciones físicas. ¿Qué pasará?