River consiguió un agónico empate contra Arsenal antes de visitar a Boca

El Viaducto ganaba 3-1 con los goles de Piovi, Kaprof y Giménez, pero el Millonario no claudicó los intentos y, tras dos tantos de Scocco, obtuvo la igualdad 3-3 por la anotación en contra de Torrent.

En el Estadio Julio Humberto Grondona, River brindó una nueva prueba de carácter y, aunque perdía 3-1, consiguió un agónico empate 3-3 ante Arsenal en el arranque de la décima fecha de la Superliga y antes de visitar a Boca por la semifinal de vuelta de la Copa Libertadores.

El elenco de Marcelo Gallardo presentó una disposición táctica con tres delanteros: Julián Álvarez, en la izquierda, e Ignacio Scocco, en la derecha, respaldaron a la referencia del sector, Lucas Pratto. La construcción de los ataques se orientó a encontrar lo más rápido posible a los componentes ofensivos y establecerlos en duelos individuales ante los defensores rivales.

El Viaducto, por su parte, demostró la intención de adquirir la iniciativa del partido y de determinar el pulso del desarrollo adueñándose de la posesión de la pelota, a la cual le brindó un sentido activo a partir de una veloz circulación y la utilizó como un arma para dañar y, cuando no lograba avanzar, para resguardarse.

El perfil dominante que exhibió el dueño de casa en el comienzo del encuentro le permitió inaugurar el marcador a los 10 minutos. Luego de que Nicolás Giménez ejecutara un córner desde la derecha y de que Scocco despejara el peligro del área, Ezequiel Piovi capturó el rebote en la medialuna y, tras realizar un control orientado, remató de aire y venció la resistencia de Enrique Bologna para establecer el 1-0.

Pese a contar con inconvenientes para generar asociaciones entre sus futbolistas, el Millonario tuvo dos posibilidades para reestablecer el empate, pero se encontró con la oposición del arquero Maximiliano Gagliardo, quien bloqueó un disparo de zurda de Álvarez y, más tarde, respondió ante un potente tiro lejano de Robert Rojas y evitó una vez más la caída de su valla.

Luego de que Bologna le impidiera celebrar su gol, Juan Cruz Kaprof se redimió, cumplió con la afamada Ley del ex y extendió la diferencia en el resultado. A los 31’, tras un pase en profundidad de Juan Manuel García, la última línea del conjunto de Núñez se adelantó, pero Lucas Martínez Quarta salió tarde y habilitó al delantero, quien se marchó en soledad, desairó al arquero con un amago y anotó el 2-0 de zurda con el arco a su disposición.

El visitante modificó el panorama del enfrentamiento en los primeros compases del complemento. La incesante búsqueda por revertir la historia fue sustentada por una mayor vocación ofensiva. Una vez que perdía la tenencia, la indicación de Gallardo fue que el equipo se compactase en territorio contrario para recuperar el balón de inmediato, lo cual le permitió someter al dueño de casa.

Los intentos de River brindaron frutos y obtuvo el ansiado descuento con una acción colectiva. A los 12’, luego de un centro de Jorge Carrascal desde el perímetro del área, Pratto asistió de cabeza a Scocco, quien con una volea superó a Gagliardo y marcó el 2-1.

Aunque sólo hallaba vías para huir del asedio en contragolpes aislados, el elenco de Sarandí consiguió un rédito en una de las escasas chances de las que gozó en el segundo tiempo. A los 17’, Kaprof le ganó en una disputa individual a Paulo Díaz y lanzó un envío aéreo que fue rechazado por Martínez Quarta, pero Giménez tomó el balón en la medialuna y con un remate de derecha convirtió el 3-1.

Con el inquebrantable deseo de construir la ruta hacia la remontada, el Muñeco realizó una modificación: Juan Fernando Quintero sustituyó a Nahuel Gallardo y propició que Fabrizio Angileri oficiara como carrilero izquierdo, pero con más injerencia en ataque.

Luego de que el poste derecho se interpusiera en el camino hacia la celebración de Carrascal, el Millonario incrementó sus ilusiones a partir de una jugada detenida. A los 23’, Quintero ejecutó un tiro de esquina cerrado desde la derecha, Pratto se anticipó y, tras un rebote en el travesaño, Scocco empujó la pelota al fondo de la red sobre la línea y decretó el 3-2.

Cuando las esperanzas se desvanecían para River, logró un agónico empate de manera fortuita en el ocaso del duelo. A los 42’, tras un defectuoso despeje de Franco Sbuttoni, Quintero profundizó en la derecha con Matías Suárez, quien ensayó un pase raso y, en el intento de interceptar el centro, Fernando Torrent anotó en contra de su arco y sentenció el 3-3.

Pese a que la igualdad le impidió a River reducir aún más la diferencia de puntos con Boca, líder de la Superliga, le permitió fortalecer la actitud anímica del plantel de cara al Superclásico del próximo martes con el Xeneize por la revancha de la semifinal de la Copa Libertadores.

Formaciones:

Arsenal: Maximiliano Gagliardo; Fernando Torrent, Fabio Pereyra, Franco Sbuttoni, Emiliano Papa; Jesús Soraire, Ezequiel Piovi, Gastón Álvarez Suárez; Nicolás Giménez (ST 17’ Mateo Carabajal); Juan Manuel García (ST 35’ Ezequiel Rescaldani) y Juan Cruz Kaprof (ST 27’ Lautaro Parisi). Entrenador: Sergio Rondina.

River: Enrique Bologna; Robert Rojas, Robert Rojas, Lucas Martínez Quarta, Nahuel Gallardo (ST 19’ Juan Fernando Quintero); Santiago Sosa; Julián Álvarez, Jorge Carrascal (ST 33’ Exequiel Palacios), Fabrizio Angileri; Lucas Pratto (ST 33’ Matías Suárez) e Ignacio Scocco. Entrenador: Marcelo Gallardo

Goles: PT 10’ Ezequiel Piovi (ARS) y 31’ Juan Cruz Kaprof (ARS). ST 12 y 23’ Ignacio Scocco (RIV), 17’ Nicolás Giménez (ARS) y 42’ Fernando Torrent -en contra- (RIV).

Amonestados: PT 4’ Juan Cruz Kaprof (ARS) y 8’ Fabrizio Angileri (RIV). ST 9’ Nahuel Gallardo (RIV), 14’ Jesús Soraire (ARS) y17’ Maximiliano Gagliardo (ARS).

Árbitro: Facundo Tello.

Estadio: Julio Humberto Grondona.