River derrotó 2-0 a Gimnasia y agudizó la crisis de Diego Maradona

En el Bosque, el equipo alternativo del Millonaro se impuso con los goles de Jorge Carrascal e Ignacio Scocco. El elenco del Diez continúa sin ganar en la Superliga y sigue sumergido en los promedios.

En la tercera presentación de Diego Armando Maradona como entrenador del equipo, Gimnasia de La Plata sufrió una nueva derrota. En el Bosque, perdió 2-0 frente a River y continúa sumergido en la zona de los promedios y en la tabla de posiciones de la Superliga. 

Al igual que en las derrotas ante Racing y Talleres de Córdoba, el Lobo comenzó el partido brindando una prueba de valentía y ejerciendo una presión elevada para evitar que el elenco de Marcelo Gallardo, que presentó una alineación alternativa, lograra iniciar las acciones desde el fondo.

El juvenil José Paradela se ubicó por delante de Víctor Ayala, quien ejerció como el mediocampista más retrasado del local, e intentó generar resquicios por detrás de los volantes centrales rivales, Bruno Zuculini y Santiago Sosa. Pese a que en los primeros compases la fórmula otorgó resultados, con el transcurso del encuentro no consiguió desequilibrar.

El dueño de casa se adueñó de la iniciativa y de la posesión de la pelota, pero careció de velocidad y cambio de ritmo en la circulación. Por lo tanto, exhibió inconvenientes para profundizar los ataques e inquietó en mayores ocasiones mediante las ejecuciones de balones detenidos, que contaban con Ayala como lanzador.

La estrategia del Millonario consistió en empezar las jugadas por la vía terrestre, pero no halló los caminos para progresar en el campo y derivó en extensas conducciones de los marcadores centrales o en reiteradas pérdidas de la tenencia. En un complejo escenario, transmitió más peligro con envíos frontales desde su propio territorio para llevar a cabo contragolpes.

Aunque el visitante demostraba notorias dificultades para erigirse como el protagonista del duelo, inauguró el resultado a los 21 minutos: Ignacio Scocco abandonó su posición, recibió una pelota de espalda y, tras quitarse de encima el marcaje, asistió con sutileza a Jorge Carrascal, quien ingresó al área en soledad y con un disparo cruzado venció la resistencia de Alexis Martín Arias para establecer el 1-0.

De inmediato, el elenco dirigido por el Diez desperdició dos oportunidades para reestablecer la igualdad. A los 22’, Matías Melluso envío un centro desde la izquierda que encontró en el sector opuesto a Pablo Velázquez, quien conectó de cabeza de manera defectuosa y el remate fue desviado.

Luego, a los 24’, Ayala ejecutó un tiro libre en la zona izquierda que se filtró entre los futbolistas contrarios y el balón cayó en los pies de Horacio Tijanovich, que, pese a que tuvo la chance de ensayar un tiro en libertad, optó por realizar un regate y Enrique Bologna le impidió el paso.

La última posibilidad de la etapa inicial volvió a ser propiedad del Tripero: a los 42’, tras una nueva infracción del equipo de Núñez, Brahian Alemán lanzó un centro que fue impactado de cabeza por Manuel Guanini y Bologna evitó la caída de su arco desviando el remate hacia el córner.

En el complemento, River controló el desarrollo del cotejo y, en reiteradas oportunidades, se le presentaron rutas para dañar al local, que, al apostar por desesperados intentos para anotar el empate, concedió facilidades en defensa.

Con el aliciente anímico que significó el eufórico apoyo del público, Gimnasia no claudicó los intentos por revertir la historia. Las proyecciones de los laterales, Leonardo Morales y Melluso, fue el medio que utilizó con mayor frecuencia para asentarse en el terreno rival. Mientras que los disparos lejanos de Ayala y Alemán fueron una constante amenaza.

A los 22’, el propio Ayala sacó un potente tiro desde larga distancia que obligó la reacción de Bologna. Desde el córner que propicio el arquero, Guanini se impuso una vez más en las alturas y conecto de cabeza, pero la pelota se marchó a instancias del poste derecho.

1

Cuando resistía con solvencia los arrebatos del Lobo, el Millonario logró aumentar la ventaja. A los 28’, Julián Álvarez remató y, luego de que el balón rebotara en Guanini, Scocco capturó el rebote y con un disparo de primera en el punto del penal firmó el 2-0.

La victoria le permite a River arribar en alza al Superclásico del martes contra Boca por la semifinal de ida de la Copa Libertadores y, además, se recuperó de la caída en la pasada jornada ante Vélez. Gimnasia se mantiene en el último lugar de la tabla de posiciones de la Superliga y su permanencia en la máxima categoría se vuelve aún más compleja con el transcurso de las jornadas.

Formaciones:

Gimnasia de La Plata: Alexis Martín Arias; Leonardo Morales, Manuel Guanini, Germán Guiffrey, Matías Melluso; Maximiliano Comba (ST 19’ Jesús Vargas), Víctor Ayala, José Paradela, Brahian Alemán (ST 26’ Claudio Spinelli); Horacio Tijanovich (ST 11’ Matías Miranda) y Pablo Velázquez. Entrenador: Diego Armando Maradona.

River: Enrique Bologna; Elías López (ST Paulo Díaz), Robert Rojas, Javier Pinola, Nahuel Gallardo; Jorge Carrascal, Bruno Zuculini, Santiago Sosa (ST 24’ Exequiel Palacios), Fabrizio Angileri; Julián Álvarez e Ignacio Scocco (ST 31’ Benjamín Rollheiser). Entrenador: Marcelo Gallardo.

Goles: PT 21’ Jorge Carrascal (RIV). ST 28’ Ignacio Scocco (RIV).

Amonestados: PT 32’ Pablo Velázquez (GIM), 32’ Bruno Zuculini (RIV) y 38’ Santiago Sosa (RIV). ST 3’ Víctor Ayala (GIM).

Árbitro: Patricio Loustau.

Estadio: Juan Carmelo Zerillo (El Bosque).