River venció 2-1 a Unión y volvió a erigirse como el único líder

En Santa Fe, el elenco de Núñez revirtió el resultado con los goles de Fernández y Rojas y superó a Boca en la cima de la Superliga. Bou había inaugurado el marcador para el Tatengue.

En el estadio 15 de Abril de Santa Fe, en el marco de la fecha 19 de la Superliga, River revirtió el resultado frente a Unión y se impuso 2-1. De esta manera, con la obtención de los tres puntos, relegó a Boca al segundo escalón y volvió a erigirse como el único líder del certamen.

El elenco dirigido por Leonardo Madelón emuló la línea defensiva compuesta por cinco futbolistas que presentó el Millonario. El sistema táctico generó una serie de duelos individuales en diversos sectores del campo. Entre ellos, se destacaron los que protagonizaron los carrileros Francisco Gerometta y Federico Milo con Gonzalo Montiel y Milton Casco, quienes se proyectaban de manera simultánea para oxigenar el ataque.

El esquema del Tatengue le brindó un rol protagónico a Ezequiel Bonifacio y Walter Bou, quienes se erigieron como las principales herramientas de desequilibrio. El volante se acoplaba a las veloces transiciones de defensa a ataque que desarrollaba su equipo y, en reiteradas oportunidades, arribó al área por sorpresa y en soledad. Mientras que el delantero se convirtió en una amenaza recurrente para Lucas Martínez Quarta, Robert Rojas y Javier Pinola.

La primera aproximación de peligro del compromiso fue propiedad del local. A los 20 minutos, luego de un cambio de frente de Gerometta, Bou realizó una maniobra individual en la que desairó a Rojas y propició la entrada de Bonifacio, quien careció de potencia en la definición y su remate fue contenido con facilidad por Franco Armani.

El conjunto de Núñez exhibió síntomas de incomodidad ante el trabajo defensivo que llevaba a cabo el dueño de casa. Los escasos resquicios que hallaba en la zona ofensiva derivaba en que la posesión del balón se convirtiera en reiteradas pérdidas, que propiciaban contragolpes de su rival.

En este escenario, Marcelo Gallardo demostró su inconformidad con el rendimiento de su equipo y efectuó una prematura modificación de intérpretes para encontrar una solución táctica. A los 28’, Lucas Martínez Quarta fue reemplazado por Juan Fernando Quintero ya que el Muñeco consideró que había una superpoblación en la defensa, teniendo en consideración que Bou era la única referencia ofensiva.

La presencia del colombiano le permitió al visitante contar con una pieza extra para generar superioridad numérica en el mediocampo, donde comenzó a ejercer una supremacía con el transcurso del encuentro y obligó al contrario a realizar ajustes para contrarrestarlo.

En el ocaso de la etapa inicial, River desperdició una ocasión para inaugurar el resultado. A los 40’, Ignacio Fernández profundizó por el sector derecho y lanzó un centro atrás que cayó en los pies de Nicolás De La Cruz, quien se encontraba en libertad en la puerta del área y disparó por encima del travesaño.

En el inicio del complemento, Unión abrió el marcador mediante una acción de pelota detenida. A los 2’, Milo ejecutó un tiro libre desde la izquierda y localizó a Bou, quien se anticipó a Matías Suárez y conectó de cabeza en el primer poste y estableció el 1-0.

Pese a encontrarse en desventaja, River mostró fortaleza anímica y reaccionó rápidamente. A los 9’, tras un pase en profundidad de Quintero, Suárez realizó un control orientado en la izquierda y envió un centro hacia atrás que conectó de cabeza Fernández, quien anotó el 1-1.

El gol le permitió al Millonario gozar de un ímpetu positivo en las labores ofensivas y ejerció un dominio territorial, que fue sustentando en las intervenciones de Quintero y Fernández en la elaboración del juego. Pero logró revertir el marcador a través de un córner.

A los 20’, desde un tiro de esquina en la derecha, Quintero lanzó un centro al primer poste y, luego de que el balón picara dentro del área sin ser interceptado por ningún futbolista, impactó de manera fortuita en Rojas, venció la resistencia de Sebastián Moyano y el paraguayo marcó el 2-1.

El Tatengue persistió en su búsqueda y no logró obtener un rédito de dos oportunidades. En primera instancia, tras una nueva intervención de Bou, Franco Troyanski recibió el pase del ex delantero de Boca dentro del área y su disparo se desvió en Montiel y se estrelló en el travesaño. Más tarde, Milo ratificó su condición de destacado rematador y ensayó un tiro desde media distancia que se marchó a instancias del palo izquierdo.

River resistió los últimos arrebatos de Unión y se adueñó de una victoria de trascendental importancia ya que Boca se había impuesto sobre Atlético Tucumán y lo había igualado en la cima del certamen. De esta manera, regresó a lo más alto del torneo en soledad cuando restan cuatro jornadas para el desenlace.

Formaciones:

Unión: Sebastián Moyano; Francisco Gerometta (ST 21’ Franco Troyansky), Brian Blasi, Franco Calderón, Claudio Corvalán, Federico Milo; Ezequiel Bonifacio, Javier Méndez, Jalil Elías, Javier Cabrera (ST 26’ Gabriel Carabajal); Walter Bou (ST 33’ Nicolás Mazzola). Entrenador: Leonardo Madelón.

River: Franco Armani; Lucas Martínez Quarta (PT 28’ Juan Fernando Quintero), Robert Rojas, Javier Pinola; Gonzalo Montiel, Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz (ST Cristian Ferreira), Milton Casco; Rafael Santos Borré (ST 29’ Ignacio Scocco) y Matías Suárez. Entrenador: Marcelo Gallardo.

Goles: ST 2’ Walter Bou (UNI), 9’ Ignacio Fernández (RIV) y 20’ Robert Rojas (RIV).

Amonestados: PT 14’ Lucas Martínez Quarta (RIV). ST 13’ Rafael Santos Borré (RIV), 40’ Brian Blasi (UNI) y 44’ Juan Fernando Quintero (RIV).

Árbitro: Facundo Tello.

Estadio: 15 de Abril (Santa Fe).