De Rossi, ¿un sueño imposible para Boca?

El centrocampista italiano dejará la Roma luego de 18 temporadas y confirmó que desea continuar jugando al fútbol a sus 35 años. En las casas de apuestas, el Xeneize es el cuarto destino más probable.

En 2017, Francesco Totti le decía adiós a la Roma y le ponía punto final a su carrera como futbolista. Hoy, dos años después de aquella despedida y con el ex enganche entre los presentes, Daniele De Rossi, entre lágrimas, anunció su salida del club luego de 18 temporadas, 615 partidos y tres títulos (dos Copas Italia y una Supercopa nacional). El centrocampista, que cumplirá 36 años el 24 de julio, confirmó que aún se siente con las energías necesarias para seguir jugando y que su deseo es continuar en la actividad profesional pero en el extranjero. En este panorama, ¿Boca podría ser una posibilidad?

En diferentes ocasiones, el ex volante central de la selección italiana, donde disputó 117 encuentros y alcanzó la gloria al conquistar el Mundial 2006, manifestó su deseo de lucir la camiseta del Xeneize. El cariño de De Rossi hacia el club de la Ribera surgió a partir de observar partidos del equipo argentino en los cuales quedó fascinado por la atmósfera de La Bombonera, el color con el que los hinchas cubren las tribunas del estadio y el estilo aguerrido que caracterizó a Boca a lo largo de su historia.

De Rossi

En Italia, las casas de apuestas deportivas sitúan a Boca en el cuarto escalón dentro de los destinos más probables para el mediocampista, quien el próximo 25 de mayo disputará ante el Parma su última batalla en el estadio Olímpico. El primer lugar lo ocupa la Major League Soccer de los Estados Unidos, donde ya contaría con ofrecimientos del New York City (allí finalizó su carrera Andrea Pirlo) y de Los Ángeles Galaxy de Guillermo Barros Schelotto. La J1 League de Japón se ubica en el segundo escalón, mientras que la Superliga China en el tercero. El Xeneize se encuentra un puesto por debajo por factores económicos, pero en lo emocional partiría como favorita. 

En 2018, Diego Perotti, compañero de De Rossi en la Roma desde enero del 2016 y con quien mantiene un buen vínculo, comentó que al italiano le gusta observar videos del Xeneize. En especial, le resulta llamativo las canciones y el recibimiento de los simpatizantes en cada encuentro como local. El extremo argentino también se encuentra en la órbita de Boca desde hace varias temporadas.

Perotti y De Rossi

Además, la relación que forjaron Nicolás Burdisso, director deportivo de la institución de La Boca, y el experimentado futbolista durante los cuatro años que el argentino jugó en el conjunto de la capital italiana, podría incrementar las posibilidades de que el sueño de los fanáticos del club de la Ribera se convierta en realidad. La jerarquía y el liderazgo que lo identifica, encajaría a la perfección dentro del plantel de Gustavo Alfaro, que cuenta sólo con Iván Marcone como mediocampista central defensivo, y la hipotética transferencia se realizaría a coste cero debido a que su contrato con la Roma finaliza el próximo 30 de junio (la ficha demandaría una erogación importante). De todas maneras, primero debería existir el interés por contratarlo.

De Rossi y Burdisso

En la conferencia de prensa de su despedida, De Rossi aclaró que su intención era continuar en la Roma, pero desde el club decidieron no renovarle el vínculo. En La Boca observan los hechos la distancia. ¿Le abrirán las puertas de La Bombonera?