San Lorenzo lo dio vuelta sobre el final y venció 3-2 a Godoy Cruz

En un emotivo encuentro, el Ciclón se impuso en la última acción por un dudoso penal que convirtió Blandi. Barrios y Peruzzi también anotaron para local. Badaloni y Prieto lo hicieron en el Tomba.

En un apasionante encuentro, San Lorenzo revirtió el resultado en la última acción y se impuso 3-2 ante Godoy Cruz en el Nuevo Gasómetro en la primera jornada de la Superliga.

El dueño de casa comenzó con la intención de someter a su rival y, en los primeros segundos, tuvo una aproximación de riesgo. Alexander Díaz lanzó un centro desde la derecha que fue interceptado antes de que Nahuel Barrios recibiera con libertad en el punto del penal.

El Ciclón inició un monólogo a partir de una precisa circulación de la pelota y la intensidad para recuperar la posesión en un breve período de segundos. El dominio le permitió abrir el marcador en los compases iniciales del partido.

A los cinco minutos, el local realizó una veloz combinación desde el mediocampo que culminó en un centro raso de Gino Peruzzi y un intento fallido de Díaz por rematar. Pero, Barrios capturó el rebote, controló el balón con el muslo y, con un disparo al poste derecho, estableció el 1-0.

El Cuervo priorizó acumular una serie de pases en la construcción de cada acción ofensiva para desarticular la resistencia del Tomba, cuyos volantes no lograban impedir los constantes avances. El elenco de Juan Antonio Pizzi optó por orientar la tenencia hacia la zona derecha, en la cual Peruzzi se proyectó con frecuencia y se convirtió en la variante preferida para otorgarle continuidad a los ataques.

A los 36’, Ruben Botta pudo haber ampliado la diferencia en el resultado a través de la ejecución de un tiro libre desde la derecha que obligó la reacción de Roberto Ramírez, quien despejó el balón con los puños hacia el lateral.

San Lorenzo continuó inquietando con una posesión agresiva que le permitía atravesar líneas para avanzar en el terreno de juego. La estrategia del entrenador implicaba desarrollar las jugadas por un lado para finalizarlas con el ingreso de futbolistas libres por el sector opuesto.

El equipo mendocino abandonó el letargo en el que se hallaba sumergido y coqueteó con la igualdad en la última acción del primer tiempo. A los 44’, Facundo Barboza comandó un contragolpe y habilitó a Richard Prieto, quien entró al área con velocidad y sacó un remate que fue bloqueado con los pies por Nicolás Navarro.

Bernardi decidió llevar a cabo un planteo con mayor vocación ofensiva y apostó para el complemento por los ingresos de Santiago García y Agustín Aleo en reemplazos de Facundo Barboza y Marcos Rouzies, respectivamente.

Las modificaciones otorgaron el resultado esperado y el Bodeguero alcanzó el empate a los 8’. El Morro recuperó el balón en la mitad de la cancha y profundizó para el arribo de Leandro Vella por el sector derecho, quien lanzó un centro que conectó Tomás Badaloni en el área chica para anotar el 1-1.

Mientras San Lorenzo asimilaba el impacto del gol, Godoy Cruz le otorgó un golpe más. A los 12, se produjo una frenética acción en la que Navarro tapó dos remates, de Aleo y Vella, y brindó un rebote que aprovechó Prieto, quien en el segundo poste capturó el balón y venció la resistencia del arquero para marcar el 2-1.

Pizzi buscó revertir el panorama negativo con dos cambios: Ezequiel Cerutti y Manuel Insaurralde por Botta y Elías Pereyra. Con las variantes, Peruzzi cambió de sector y ocupó el lateral izquierdo.

Barrios, quien se erigió como una de las figuras del partido, continuó siendo la mayor amenaza del local a partir de sus constantes movimientos por todo el frente del ataque y un panorama de juego que le permitió a su equipo retomar el dominio de la etapa inicial.

El ingreso de Cerutti le brindó frescura al sector ofensivo y, en su primera intervención, sacó un tiro de derecha cruzado que se marchó a instancias del palo derecho defendido por Ramírez.

A los 28’, los intentos del Cuervo dieron sus frutos: el Pocho profundizó y envió un centro desde la derecha que encontró a Peruzzi, quien llegó por sorpresa por el palo opuesto y de cabeza estableció el 2-2.

En el ocaso del encuentro, cuando San Lorenzo imponía un dominio geográfico, pero no lograba inquietar a Godoy Cruz, el árbitro del compromiso, Andrés Merlos, sancionó un dudoso penal para el local tras una supuesta infracción de Tomás Cardona sobre Gianluca Ferrari. A los 46’, Nicolás Blandi se encargó de la ejecución y revirtió el resultado con un disparo rasante que ingresó sobre el poste izquierdo (3-2).

El Ciclón obtuvo un triunfo que le permitirá arribar con un envión anímico al choque de vuelta ante Cerro Porteño por los octavos de final de la Copa Libertadores. En la segunda jornada de la Superliga, visitará a Gimnasia de La Plata. El Tomba, se marcha con una derrota de cara a su compromiso internacional frente al Palmeiras en Brasil. En la próxima fecha del torneo local, recibirá a Arsenal de Sarandí.