Sánchez Miño es pretendido por un equipo de la Superliga

El lateral izquierdo de Independiente es uno de los deseos de Gabriel Milito para reforzar a Estudiantes, donde ya tuvo un paso anteriormente.

En Argentina, un gran porcentaje de los equipos culminaron sus participaciones en el semestre y se enfocan en la próxima temporada. Entrenadores y directivos comienzan a diagramar las altas y bajas de sus planteles en un mercado de pases que lentamente comienza a tomar movimiento. En este sentido, Estudiantes tiene determinados nombres en carpeta y uno de los apuntados es un futbolista con pasado reciente en el club. Se trata de Juan Sánchez Miño, quien actualmente se encuentra en Independiente, y es pretendido por Gabriel Milito para afrontar la nueva edición de la Superliga.

El entrenador del Pincha conoce de primera mano las cualidades del lateral izquierdo, quien también puede desempeñarse como volante externo e interior por el mismo sector. Esto se debe a que durante el año 2015 coincidieron en la institución de La Plata. Luego, en 2016, el técnico fue el encargado de llevarlo al Rojo. Tres temporadas más tarde, la historia podría repetirse una vez más. Milito ya le habría comunicado al presidente del club, Juan Sebastián Verón, el deseo de contar con el futbolista surgido en las inferiores de Boca.

Sánchez Miño

En la próxima temporada de Independiente, Sánchez Miño, de 29 años, no será prioridad para el entrenador Ariel Holan, quien se decantaría por las cualidades técnicas del lateral uruguayo, Gastón Silva. El contrato del ex Torino con la institución de Avellaneda finaliza el 30 de junio de 2020. Desde la dirigencia del club, la cual no aceptaría un préstamo y sólo lo liberaría en caso de una venta, le habrían informado que le renovarían el vínculo en las últimas semanas, pero aún no le presentaron ninguna propuesta al representante del jugador y la impaciencia comienza a crecer.

Durante su etapa en Estudiantes, disputó 37 encuentros (31 como titular) y marcó tres goles (ante Racing, Unión y Olimpo por el torneo doméstico). Luego de que finalizó la cesión con el equipo argentino, se marchó al Cruzeiro de Brasil y seis meses más tarde recaló en Independiente. Mientras que en el Rojo, hasta el momento, jugó 93 partidos y festejó dos tantos (frente a Defensa y Justicia en 2017 y Deportivo Binacional en la Copa Sudamericana de este año).