Toto bien: Salvio le dio el sí a Boca para que negocie con Benfica

El volante de 28 años aceptó la propuesta del Xeneize, que deberá intensificar la operación con la institución de Portugal. La opción más viable sería conseguir un préstamo.

La esperanza es lo último que se pierde. El reutilizado refrán podría aplicarse sin problemas en la novela entre Eduardo Salvio y Boca. El club de la Ribera manifestó de manera pública su interés por contratar al volante de 28 años a través de las declaraciones de Nicolás Burdisso, director deportivo de la institución. Aunque el futbolista había expresado su voluntad de continuar en Benfica, el rol que desempeñó su familia fue determinante para que modificara su postura.

En horas de la tarde, el Toto aceptó la propuesta del Xeneize, que ahora intensificará las negociaciones con la entidad portuguesa. Pese a que restan pulir ciertos detalles del contrato del jugador surgido en Lanús, es un hecho el acuerdo con Boca, que podría cumplir el deseo de Gustavo Alfaro de reforzar el sector derecho de la mitad de la cancha.

La siguiente tarea, al igual que en otras operaciones, la llevará a cabo Burdisso. El mánager, que ya se contactó con los directivos de las Águilas, deberá hallar la manera para convencer al Benfica de liberar a Salvio.

1

En un principio, el equipo argentino pretendía adquirir un porcentaje del pase, pero las elevadas pretensiones económicas de la institución lusa los obligó a buscar una variante. Ahora, la intención es concretar un préstamo con cargo y la negociación se encuentra encaminada.

El interés de Boca generaba ciertos interrogantes en el ex futbolista del Atlético de Madrid, quien se movilizó ante el llamado telefónico de Burdisso, pero priorizaba continuar con su carrera en Europa. Sin embargo, la insistencia de la Tota Salvio fue fundamental para que el volante despejara las dudas.

2

La madre de Eduardo fue la primera en intentar modificar la postura del ex Lanús para cumplir el anhelo de la familia de verlo jugar en La Bombonera con la camiseta del Xeneize. Los padres del mediocampista externo confesaron su fanatismo por el club de la Ribera.

Además, en declaraciones con Olé, la mama de Salvio reconoció que la posición de Magali Aravena, la mujer del jugador del Benfica, fue clave en la novela: Somos una familia re bostera, pero sin dudas los que más hicieron para que se diera esto fueron mi marido (Eduardo Salvio padre) y la esposa de mi hijo”. ¿Cuál será el último capítulo de la historia? La esperanza es lo último que se pierde…