Vélez sorprendió a River en el Monumental y se impuso 2-1

El elenco de Gabriel Heinze fue sometido, pero obtuvo el triunfo por los goles de Nicolás Domínguez y Thiago Almada. Nacho Fernández marcó el empate parcial y falló un penal sobre el final.

El Monumental fue el escenario de una de las mayores sorpresas de la séptima fecha de la Superliga. Vélez se impuso 2-1 ante River y obtuvo su cuarto triunfo consecutivo en el certamen.

En los compases iniciales del partido, ambos equipos exhibieron una similitud táctica: ejercían una intensa presión, utilizando a sus delanteros y volantes ofensivos, en la salida desde el fondo rival para impedir una eficaz circulación de la pelota y evitar concesiones para avanzar en el campo con una serie de asociaciones.

Pese a las marcas que efectuaban los tres atacantes del elenco de Gabriel Heinze, complementados con Lucas Robertone y Nicolás Domínguez, los dirigidos por Marcelo Gallardo persistieron en la intención de comenzar las acciones por la vía terrestre, pero culminaron enviando balones aéreos hacia Julián Álvarez, Rafael Santos Borré y Matías Suárez.

La primera aproximación de peligro fue protagonizada por el visitante a los 14 minutos. Luego de un centro de Lucas Janson desde el sector izquierdo, Lucas Robertone se arrodilló e impactó de cabeza, pero el tiro fue orientado hacia la posición de Franco Armani, quien controló con facilidad.

Con el transcurso del encuentro, el Millonario adquirió la iniciativa. Sin embargo, sólo logró inquietar cuando los componentes ofensivos se erigieron en los duelos aéreos, permitiendo el arribo frontal de los mediocampistas para continuar con la construcción del juego insertados en el territorio contrario.

En medio de la monotonía que implicaba el control sin llegadas del equipo de Núñez, se produjo una polémica acción. A los 27’, el arquero Lucas Hoyos abandonó su puesto de manera apresurada y, en el intento de interceptar un centro, impactó con vehemencia a Suárez dentro del área. El árbitro Andrés Merlos concluyó que no se cometió una infracción y desató la furia del banco local.

Luego de un extenso período de dominio del dueño de casa, el Fortín consiguió huir del asedio e inauguró el resultado a los 38’. Una defectuosa salida de Armani, derivó en un pase de cabeza de Robertone para Agustín Bouzat, que por el mismo medio habilitó a Domínguez, quien ingresó en el área por la zona derecha y estableció el 1-0 con una definición de derecha y cruzada.

En el ocaso del primer tiempo, el conjunto de Núñez desperdició una oportunidad para marcharse al descanso con una igualdad en el marcador. A los 41’, Ignacio Fernández gozó de un amplio espacio y optó por ensayar un disparo desde media distancia que impactó en el travesaño.

En el minuto inicial del complemento, River no obtuvo un rédito de una nueva chance para decretar el empate. Álvarez lanzó un centro en el perímetro derecho del área que fue impactado de cabeza por Borré, pero Hoyos evitó la caída de su valla.

Los incesantes intentos del local brindaron frutos en una maniobra inusual. A los 15’, Lucas Martínez Quarta se proyectó hacia el ataque, desbordó por el sector izquierdo y asistió con un pase raso a Fernández, quien empujó la pelota al fondo de la red y firmó el 1-1.

El gol le permitió a River intensificar su predominio en el juego y sometió a Vélez, que fue arrinconado a instancias del arco de Hoyos y presentó serios inconvenientes para contrarrestar los avances rivales y, en especial, para realizar combinaciones que le permitieran aventurarse en la zona ofensiva.

La superioridad que ejercía en los extremos, complementada con la intensidad que aplicaba y el efecto anímico que propició la anotación, derivó en que el equipo de Gallardo arribara con claridad a la valla del Fortín.

A los 22’, tras un córner y una serie de rebotes, Martínez Quarta disparó desde el perímetro del área y el poste derecho le impidió la conquista. Luego, a los 29’, Gonzalo Montiel remató con potencia y Hoyos evitó la segunda conquista del local.

Pese a que se encontraba en una constante situación de peligro, Vélez progresó en el campo y logró que Thiago Almada se filtrara en la defensa contraria y dejara en el camino Armani, que derribó al juvenil y, sin vacilar, Merlos sancionó penal. A los 38’, el propio delantero intercambió la ejecución por gol y selló el 2-1.

River desaprovechó una inmejorable ocasión para alcanzar la agónica igualdad. En una controversial jugada, el árbitro marcó el punto de penal por una inexistente mano de Domínguez, quien, además, recibió la tarjeta roja y debió abandonar la cancha. A los 43’, desde los 12 pasos, Fernández sacó un potente tiro, pero no superó la resistencia de Hoyos, quien desvió el balón hacia el córner.

El triunfo confirmó el destacado presente de Vélez, que cosechó su cuarta victoria consecutiva y acumula 13 puntos. Con la derrota, River perdió terreno en la tabla de posiciones de la Superliga y, con 11 unidades, se ubica a seis del líder Boca.

Formaciones:

River: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Paulo Díaz, Lucas Martínez Quarta, Milton Casco; Ignacio Fernández, Enzo Pérez (ST 6’ Bruno Zuculini), Exequiel Palacios (ST 28’ Benjamín Rollheiser); Julián Álvarez, Rafael Santos Borré (ST 17’ Ignacio Scocco) y Matías Suárez. Entrenador: Marcelo Gallardo.

Vélez: Lucas Hoyos; Lautaro Gianetti, Gastón Giménez, Luis Abram, Brian Cufré; Nicolás Domínguez, Pablo Galdames (ST 32’ Tomás Guidara), Lucas Robertone; Agustín Bouzat, Maximiliano Romero (ST 8’ Thiago Almada) y Lucas Janson (ST 48’ Francisco Ortega). Entrenador: Gabriel Heinze.

Goles: PT 38’ Nicolás Domínguez (VEL). ST 15’ Ignacio Fernández (RIV) y 38’ Thiago Almada -de penal- (VEL).

Amonestados: PT 16’ Agustín Bouzat (VEL) y 19’ Luis Abram (VEL). ST 13’ Lautaro Gianetti (VEL), 37’ Franco Armani (RIV), 38’ Gonzalo Montiel (RIV), 41’ y 43’ Nicolás Domínguez (VEL).

Expulsado: ST 43’ Nicolás Domínguez (VEL).

Árbitro: Andrés Merlos.

Estadio: Monumental.