Marc pide una moto nueva y con más potencia ¡normal después de lo último!

El piloto quiere asegurarse que no pasa lo mismo

 Fue sin duda alguna una jornada muy negra en la competición de Moto GP en el test para Valencia. Pero si hay un piloto que lo pasó realmente mal ese fue Andrea Iannone, con la moto que no estaba a punto, la Aprilia que manejaba no terminó de resultar convincente, también es que se esperaba que ya estuviese listo el nuevo prototipo para 2020 algo que finalmente no ocurrió. 

Todo marchaba bien hasta que la moto dijo basta y decidió romperse en plena recta, casi que eso fue lo mejor que le pudo pasar al piloto, porque si hubiera sido en una curva su suerte habría resultado mucho peor casi seguro. El vehículo comenzó a soltar aceite cuando estaba rodando a más de 300 kilómetros por hora lo que terminó de ser decisivo par que al final el motor prendiese y las llamas surgiesen en medio de todos los asistentes que miraban con preocupación y sorpresa, el piloto consiguió salir ileso de puro milagro pero el cabreo que agarró fue monumental de hecho las cámaras lo captaron entrando a boxes mientras decía que se podría haber matado a 300 en una recta, y que está harto de explicar que esa moto no funciona como debería y así no puede pilotar. Pero no fue el único motivo del enfado, la casa de las motos estaban probando un nuevo sistema para tratar de elevar el giro del bólido y claro no estaba a punto como debería para rodar, el hecho de incorporar un sistema para conseguir alcanzar más caballos pudo ser el orginario de que se produjera el fatal desenlace con el piloto envuelto en llamas. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

🔥 ¡EN LLAMAS! 🔥Se puede decir que @andreaiannone puso al rojo vivo el #ValenciaTest 🇪🇸 de #MotoGP 🏁

Una publicación compartida por DAZN España (@dazn_es) el

Horas mas tarde explicó que su exaltación se debía al susto de que ese hecho se hubiese producido en una recta, donde se supone que se está más seguro, y explicó que todo fue de golpe comenzó a sentir mucho calor en sus piés y de repente el aceite salpicó el freno, aseguró que estaba claro que esa moto no estaba lista àra rodar a esa velocidad y que eso es motivo de un gran enfado.

Por otra parte a la luz de los acontecimientos ha pedido una serie de cambios en su actual motocicleta, dice que no importa si es más o menos segura con tal de que sea más rápida, y eso es precisamente lo que le ha sucedido al italiano, veremos como surgen las nuevas peticiones.