Marc Márquez estrena nuevo compañero de forma forzosa

El piloto no está nada contento

Hasta hace tan solo unos días nada hacía presagiar lo que terminaría por suceder ayer mismo por la mañana. Se hacía una convocatoria con el aviso de importante a la prensa, además se convocó a toda la prensa mundial y toda la que tuviera algna relación con el mundo del deporte. La rueda de prensa era totalmente excepcional Jorge Lorenzo y Carmelo Ezpeleta. En la convocatoria no ponía nada más pero todos los rumores saltaron a la vez y todos imaginaron al unísono la idea de que el piloto dejaría la escudería, o que anunciaría una nueva baja, muchos incluso aventuraron la idea de que la noticia iba a ser la retirada del balear, algo que se antojaba como poco probable.

Todas las alarmas estaban disparadas en un evento sin precedentes. Peor se consiguió lo imposible mantener la intriga hasta el último momento. Nisiquiera el propio Marc Márquez se enteró de lo que estaba pasando, solo lo hizo a través de las redes, y luego ya al llegar al box, vió que el piloto estaba preparando un discurso con los más allegados, pero nadie soltaba prenda, una vez en el acto en als redes se seguía preguntando si el anuncio iba a ser la retirada. Incluso ya saltaban titulares de si estaba siendo de verdad o era una maniobra para anunciar algun tipo de cambio. Las ironías del destino quisieron que fuese en la misma sala donde Dani Pedrosa fue nombrado leyenda de Moto GP en la víspera de la que sería su última carrera, entonces fue Lorenzo quien aplaudía y se emocionaba en aquel acto.

Y efectivamente ayer estaban todos, salvo Valentino Rossi, al que el propio Jorge llegó a excusar porque el compromiso que tenía prefijado no podía cambiarlo. Y llegó el momento del anuncio, entre lágrimas como no podía ser de otra manera, anunció su retirada, aseguró que no se encuentra fuerte para seguir en el deporte y que su motivación y paciencia se ha disipado caída tras caída. El más emocionado por esto fue por supuesto Márquez, quien recibirá a un nuevo compañero.