Los clubes pequeños que están cambiando La Liga

Barça y Real Madrid pierden el control

La Liga de fútbol española ha estado tradicionalmente dominada por los dos clubs grandes: el Barcelona y el Real Madrid. El título suele disputarse siempre entre uno u otro equipo, que por otro lado son los que disponen de mayor presupuesto y tienen en su plantilla algunos de los mejores jugadores del mundo. Repasando sus noventa años de historia, el balance son 33 copas para el Madrid y 25 para el Barça. En las últimas diez temporadas, en cambio, es el equipo catalán el que se lleva la palma: siete títulos frente a los dos de los madrileños.

Es cierto que a lo largo de los años, clubes como el Atlético de Madrid, el Valencia, el Sevilla o el Deportivo no les han puesto nada fáciles las cosas a los dos grandes. El Atlético, por ejemplo, se hizo con el torneo en 2014, quedó en segunda posición el año pasado y fue tercero en 2013, 2015, 2016 y 2017. El equipo valenciano también quedó en tercer lugar en las temporadas 2009/2010, 2010/2011 y 2011/2012, mientras que en los noventa y principios de los 2000 fueron los de A Coruña quienes consiguieron posicionarse en el podio.

Pese a las esperanzas que estos y otros equipos tienen al principio de cada temporada, la apuesta segura sigue siendo prácticamente siempre el Barça o el Madrid. Este año algo ha cambiado y parece que la suerte todavía no está echada. Mientras que por ahora el Barcelona va primero en la clasificación, el Real Madrid solo ha conseguido de momento una sexta posición, superado por equipos por los que en principio nadie daba ni un duro y seguido muy de cerca por otros que también están sorprendiendo a entendidos y aficionados por igual.

Es el caso, sobre todo, del Alavés. Con 12 partidos disputados −siete ganados, dos empatados y tres partidos−, los vascos han conseguido una soñada cuarta posición. De acabar hoy la temporada, eso los clasificaría directamente para la cuarta ronda previa de la Liga de Campeones. El éxito llega tan solo dos años después de subir de nuevo a primera y tras dos temporadas que también fueron de alabar. Siendo entonces los vigentes campeones de la segunda división, terminaron el torneo de 2016/2017 en novena posición, mientras que el año pasado se quedaron en un lugar más discreto de la lista: el 14.

Otro equipo que, partido tras partido, está mereciéndose estar entre los primeros es el Espanyol. El gran rival barcelonés del Barça va hoy el quinto, habiendo ganado seis partidos de un total de doce y eso que ya se ha batido contra algunos de los más grandes, incluido el Madrid y el Sevilla. En esta primera vuelta, todavía le queda enfrentarse contra los de Ernesto Valverde, un partido que se avecina interesante si tenemos en cuenta que el vasco fue entrenador de los periquitos durante dos años entre 2006 y 2008.

Cuando está a punto de disputarse la 13ª jornada de Liga, el Valladolid destaca en una séptima posición, tocándole la suela de los pies al equipo presidido por Florentino Pérez. El caso de los pucelanos es uno de los más inauditos. Tras quedar quinto en el torneo de La Liga 1|2|3 de la temporada pasada, se ganaron subir a primera en los playoffs y ahora están haciendo todo lo posible por no volver a bajar.

A la cabeza tienen al entrenador Sergio González, en sustitución de Luis César Sampedro, y solo le bastaron unas jornadas para demostrarle al equipo que merecía quedarse para muchos años más. De hecho, este mismo mes de septiembre fue renovado su contrato hasta el 30 de junio de 2020.

Con el mismo número de puntos conseguidos hasta ahora, al Valladolid le siguen el Levante y el Girona. Tras un año en segunda, en 2017 los valencianos volvían a primera, una competición de la que quedaron sextos en 2012. Los de Montilivi, por otro lado, también subían al máximo torneo del fútbol español ese mismo año y fue por méritos propios que consiguieron mantenerse. El Levante y el Girona se enfrentarán en la penúltima jornada de la primera vuelta, un encuentro que podría ser definitivo para saber cómo termina la clasificación antes de que empiece la segunda.

Por último, es justo reconocer también la trayectoria hasta ahora del Getafe. Junto a los dos equipos anteriores, volvió a primera en la temporada 2017/2018, que terminó a solo tres puntos de la clasificación para la segunda ronda previa de la Liga de Europa. Es cierto que todavía le queda batirse en duelo con algunos de los favoritos, como el Barça o el Espanyol, pero si sigue así por lo menos lo que tendrá asegurado es un año más en lo más alto del fútbol nacional.

Una liga tan disputada repercute de algún modo también en las casas de apuestas como Betway. Por un lado, les pone más difícil a los usuarios saber por qué equipo apostar si quieren tener premio asegurado. Por otro lado, en cambio, no solo hace el juego mucho más divertido y emocionante, sino que da la posibilidad de ganar cantidades más elevadas de dinero. Es quizás momento pues de jugárselo todo y apostar por un equipo técnicamente pequeño, por el que nadie da un duro, pero que quizás termine ganando el torneo o clasificándose para la Champions.

Todavía quedan 26 jornadas por celebrarse. Por ahora, el Huesca, el Rayo Vallecano y el Leganés son los equipos que se encuentran en la zona de descenso, pero ni el Villarreal ni el Athletic deben confiarse ya que solo les separan cinco y cuatro puntos respectivamente del último. Solo el tiempo dirá si un año más es el Barcelona o el Real Madrid quien se hace con la copa el próximo mes de mayo o será uno de los pequeños quien consiga sorprender.