El mundo del fútbol y la pasión de sus hinchas

Las competiciones de fútbol más importantes para cualquier español.

Escribe: Redacción de España

La Liga de España, la Copa del Rey, la Champions League, la Eurocopa y el Mundial de la FIFA puede decirse que son las competiciones de fútbol más importantes para cualquier español. Y es que, aunque sea catalogado como un deporte, aquellos que siguen, viven y aman el balompié, saben que es mucho más que un juego, mucho más que una pelota y 22 jugadores en un rectángulo con dos porterías. Esta pasión quizás nació en Inglaterra, pero España la ha hecho crecer.

 

Los aficionados de la mejor liga del mundo

La primera división del fútbol español, conocida a escala mundial como "La Liga", es considerada por muchos aficionados del deporte rey como la mejor liga del mundo, por encima de la Bundesliga de Alemania, el Calcio de Italia, la Ligue 1 de Francia y la Premier League de Inglaterra. Esto se debe en gran parte, a que en ella compiten dos de los equipos más grandes de la historia del fútbol a nivel de clubes, el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid Club de Fútbol. Ambos clubes están integrados por seguidores de todas partes de España, pero la pasión que despiertan es tan grande que la rivalidad entre ellos trasciende las fronteras del país.

 

Pero lo que muchos ignoran es que existe vida más allá del Madrid y el Barcelona. En el país ibérico los aficionados de otros clubes abundan, y todos exhiben la misma o aún más pasión por su equipo que cualquier barcelonista o madridista. En el caso del Atlético de Madrid, el Athletic Club de Bilbao, el Betis, el Celta de Vigo, el Espanyol, la Real Sociedad, el Sevilla, el Valencia, el Villarreal y muchos más, todos sus aficionados tienen una cosa en común, adoran vitorear a sus jugadores, asistir a los estadios y por supuesto vestir los colores de sus equipos con distintivas camisetas.

 

Dónde adquirir la mejor camiseta

La incógnita de muchos aficionados que quieren vestir los colores de su club favorito es dónde conseguir camisetas de fútbol baratas. Y esto no es algo menor, ya que decir que ser aficionado de un equipo y no portar la camiseta que corrobore tal declaración, es como decir que uno ha nacido en España y no portar el DNI. Por eso adquirir la camiseta que identifique de forma muy orgullosa a un hincha es una necesidad muy legítima, ya que no se trata sólo de un capricho, sino que es una manera de sentirse como un jugador más de la plantilla.

 

De hecho, el estilo de vivir el deporte para muchos no sólo se trata de ser simpatizante, sino practicante del mismo. La mayoría juega a fútbol, se une a equipos amateur y se miden en liguillas entre amigos. Quieren sentirse como un Messi, un Cristiano Ronaldo o un Neymar, llevan la competitividad en las venas y portar un uniforme les hace luchar para ganar. Pero lo que se ignora es que existen diferencias entre las camisetas que se venden en las tiendas oficiales y las que usan los jugadores.

 

Ser como un profesional

Los materiales que emplean las mejores marcas para elaborar los uniformes que utilizan los grandes clubes de Europa son hechos especialmente para que sean equipaciones ligeras y con mayor capacidad de transpirabilidad. Eso no lo ofrecen las versiones para tiendas de aficionados, así que si la idea es entrenar y practicar fútbol junto a compañeros y sentirse como cracks con el balón en los pies y un uniforme igual al que usan los profesionales, entonces lo mejor es ingresar en las opciones disponibles en la red. No sólo se encuentran los uniformes completos (camiseta y pantalón) de los equipos más famosos, y no sólo están hechos con las características ya mencionadas, sino que también su precio es muy asequible.

 

Personalizar la equipación

Al comprar estos uniformes se tiene la gran ventaja de que sólo están diseñados con los colores de cada club, según las preferencias de cada aficionado, pero sin números ni nombre de jugador alguno, de modo que es posible personalizar con el número preferido y el nombre de cada persona. Por esto se convierten en una magnífica opción para uniformar equipos de aficionados que quieran plasmar su nombre en la espalda, así como el número y el escudo de su propio equipo, olvidándose de pagar de más por una camiseta nada práctica.