Luis Enrique volvió a jugar con fuego con las rotaciones defensivas

La inédita defensa casi le cuesta puntos al Barça.

Luis Enrique llegaba a Málaga con bajas como las de Gerard Piqué y Neymar Jr. Y aprovechó además para incorporar rotaciones en las que se vio un equipo poco compacto. Los principales cambios llegaron en defensa donde formó con una defensa inédita formada por Aleix Vidal, Javier Mascherano, Thomas Vermaelen y Adriano. El resultado no pudo ser peor.

 

Al descanso el Barça había recibido más disparos de los que había recibido y la salida de balón estaba siendo nefasta, el Málaga tuvo hasta cinco ocasiones claras de gol. Por ello, Luis Enrique movió ficha al descanso y cambió a Thomas Vermaelen, quien fue el señalado tras el primer tiempo tan horroroso, y puso sobre el césped de La Rosaleda a Jeremy Mathieu, quien realizó un buen segundo tiempo. 

 

Adriano fue el siguiente sustituido, y nos quedará la duda de si por lesión o si iba a serlo igualmente, Luis Enrique le dio entrada a un Sergi Roberto que volvió a mostrar su versatilidad, aunque en esta ocasión tuvo un fallo grave que pudo costar un gol. Mientras tanto Dani Alves en el banquillo.